miércoles, abril 17, 2024

Las mejores posturas de yoga para disfrutar más del sexo

Desde fotos de yoga sexy en Instagram hasta tantra yoga, brahmacharya y ascetismo yóguico: la interacción entre el yoga y el sexo es diversa. Por qué el sexo, al igual que el yoga, no es un ejercicio gimnástico y cómo el yoga enriquece tu vida amorosa.

Las opiniones difieren sobre el tema del yoga y el sexo

Las opiniones difieren sobre el tema del yoga y el sexo

Algunos encuentran que las preocupaciones carnales no tienen cabida en el yoga. Tradicionalmente, el yoga trata sobre el desarrollo espiritual con el objetivo de la iluminación. Específicamente: sobre la liberación de todas las preocupaciones terrenales.

Y definitivamente no se trata del más terrenal de todos los deseos. De hecho, Brahmacharya, el cuarto de los cinco Yamas según Patanjali, incluso es interpretado por algunos como «continencia».

La sexualidad y el yoga tienen mucho en común. La sílaba sánscrita «yug» significa conectar. En el yoga nos conectamos con un poder superior a nosotros mismos.También en la sexualidad, nos sentimos mejor cuando podemos sentir a la otra persona, cuando podemos perdernos, cuando hay, bueno, una fusión.

Y luego está el tantra yoga rojo, que utiliza la unión sexual como un acto de elevación espiritual.

De hecho, en nuestra sociedad moderna, cuando escuchamos la palabra yoga, muchas personas solo piensan en bellezas demasiado flexibles con trajes ajustados de lycra, a quienes les gusta mostrar sus cuerpos apretados en contorsiones aparentemente acrobáticas y, por lo tanto, no solo despiertan envidia.

La verdad (como siempre) se encuentra en algún punto intermedio. La mayoría de los practicantes de yoga no son ni monjes ni modelos y van al yoga porque es bueno para ellos. Cuando se usan regularmente, los métodos de yoga sutiles de siglos de antigüedad se combinan para formar un todo extremadamente efectivo, ¡que puede hacer mucho por nuestra vida amorosa!

Dariana Echeto
Dariana Echeto
¿Definirme en pocas palabras? ¡Es complicado para una periodista! Tengo 31 años de edad y más de 5 años en el maravilloso ejercicio de la redacción. Soy una persona proactiva, organizada y responsable, con buenas relaciones interpersonales. Siempre tengo la mejor disposición para la realización de mis actividades personales, labores y el cumplimiento del horario. Amo los retos y los desafíos porque me han hecho crecer como persona y como profesional. Tengo muchas cosas que contarte, puedes leerme en vida.es.

Artículos similares