martes, junio 28, 2022

Mordeduras de gato: 6 Causas y de qué forma evitarlas

Los felinos no están muy asociados al acto de morder. En contraste a los perros, este comportamiento es mucho menos usual en los gatos. Exactamente por eso, bastantes personas terminan ignorando las mordeduras pues infravaloran la fuerza del animal y creen que no les dolerá. Las mordeduras de gato no solo pueden generarse por muchos motivos, sino asimismo pueden provocar accidentes. Normalmente, los gatos dan ciertas señales que adelantan el mordisco y es esencial que aprendas a reconocerlas, como a comprender los motivos que llevan al gato a tener esta actitud. Hemos preparado un completo artículo sobre el tema, ¡así que ven y comprende por qué los gatos muerden!

¿Por qué muerden los gatos? ¡Vea seis razones!

Los gatos son animales únicos. Esta oración puede parecer un tópico, mas es cierta. Cada gato actúa, siente y se expresa de forma diferente, si bien tengan exactamente la misma raza o sean de exactamente la misma camada. Sabemos que, en ciertos casos, los comportamientos del animal se transmiten de madre a hijo, ¿por qué los gatos muerden a sus dueños? Muchas razones pueden justificarlo. Es esencial que comprendas que los mordiscos del gato son una forma de comunicarse contigo. Las razones más comunes son:

Miedo

Nuestros gatos pueden asustarse de forma fácil con otros animales, personas e inclusive ruidos, como los fuegos de artificio y los truenos. En un caso así, es muy normal que muerdan a cualquiera que intente asistirles. No es su culpa, ¡el temor habla más fuerte! Si te encaras a esta situación, espera a que tu gato se calme y se acerque a ti para buscar consuelo. En situaciones de temor, es válido ofrecer al animal un sitio donde pueda ocultarse y sentirse seguro, como madrigueras y camas.

Estímulos confusos

Cuando empleamos las manos para jugar con los gatos, les estamos estimulando a morder, si bien sea en gracieta. Al tiempo que los humanos usan las manos y los pies para defenderse y recoger cosas, emplean la boca. Por eso, cuando llevamos las manos a lugares que no les agradan, como el vientre, nos morderán como defensa. Para eludir los mordiscos, lo idóneo es jugar con varitas, ratones de juguete y otros estímulos.

Estrés

Los gatos son animales muy apacibles, y ciertos felinos valoran mucho los instantes de calma y calma. Por eso, cuando se exponen a situaciones infrecuentes, como visitas, visitas al veterinario o sencillamente un baño a fondo, pueden agobiarse mucho. En estos instantes, los felinos acostumbran a procurar escapar del regazo de sus dueños y asimismo pueden reaccionar con zarpazos y gruñidos. Como la mayor parte de las veces son ignoradas, lo único que les queda para probar su molestia es morder: es una forma de decir “¡mira, humano, esto no es agradable y deseo que pares ahora!” Si sabe que a su gato no le agrada algo, lo idóneo es evitarlo o buscar ayuda profesional para enseñarle a asociar una determinada situación con algo positivo.

Enfermedad

Si su gato no tiene el hábito de morder (aun en situaciones de temor, agobio o juego) puede ser que haya algo que no funcione. Puede sentir dolor o alguna otra molestia en el cuerpo, que puede ser una herida en la piel o una molestia intestinal. Como no puede charlar, el felino precisa comunicarse de otras formas y, en un caso así, sabe que el mordisco va a llamar su atención. Asimismo hay que estar al loro a otros signos que pueden señalar una enfermedad, como la pérdida de hambre, la abulia y la carencia de interés por las actividades rutinarias. Si ese es el caso, busca un veterinario y mantén los exámenes de tu gato al día, ¿conforme?

Juego y afecto

Cuando son gatos, los gatos juegan entre ellos con mordiscos. Por eso es tan esencial respetar el tiempo de destete de los animales, que acostumbra a ser de sesenta días, pues es a lo largo de esta fase cuando aprenden a socializar y a no reiterar estos comportamientos. No obstante, en ciertos casos, nuestros felinos asimismo pueden morder por diversión o por amor. El pequeño mordisco puede aun doler, mas no lo hace por despecho, ¡es una forma de solicitar cariño! Las manos, los brazos, la zona próxima a la axila, los tobillos y los pies son los lugares más comunes: el gato sabe precisamente qué hacer para llamar su atención. Si bien es bonito, no merece la pena premiar este comportamiento, por el hecho de que el gato puede acentuar la fuerza del mordisco al sentirse frustrado.

No desea más afecto

Si por una parte los gatos muerden para solicitar cariño, en otros casos pueden morder para apuntar que esa zona no ha de ser tocada, como es el caso de la barriga. ¿Ha intentado identificar cuáles son los lugares del cuerpo donde a su gato le agrada percibir aprecio? Merece la pena observar y hacer que la convivencia con tu amigo sea aún mejor, respetando sus límites. Si tu gato te muerde mientras que le haces caricias, no insistas. Deja que se vaya del lugar o que cambie de situación y dale tiempo a fin de que lo busque nuevamente para este instante de intercambio de cariño.

Mordedura de gato: ¡sepa identificar las señales para adelantarse y eludir este comportamiento!

A menudo, los gatos nos informan cuando van a mordernos. Mas pese a su ternura y de nuestras enormes ganas de acariciarlos, terminamos ignorando estas señales o dándoles otro significado. Y entonces, por lo menos lo aguardamos, ¡llegan las mordidas! Por eso hay que prestar atención a ciertas señales que pueden señalar en qué momento nuestro felino nos va a dar mordiscos de amor (o, en ciertos casos, de saña).

En caso de agobio, temor y agresividad, el gato se comporta de la próxima manera:

  • Pupilas dilatadas con la mirada fija;
  • Interrupción o minoración del ronroneo;
  • Pelo desgreñado con la espalda levantada (en el caso de ataque) o encogida (en el caso de temor);
  • Orejas cara atrás;
  • Gruñidos y gruñidos.
  • En caso de no apreciar más el cariño, podemos observar que el gato se comporta así:
  • Excesivas sacudidas de la cola;
  • Las orejas se vuelven cara adentro;
  • Se está agitando mucho;
  • Mordisqueando levemente.

Mordeduras de gato: ¿de qué manera eludir este inconveniente?

Tras identificar la razón por la que su gato le muerde, es el instante de decidir qué hacer con este inconveniente. Existen algunas cosas que pueden asistir a reducir el inconveniente de los mordiscos de los gatos:

Haz que tu mejor amigo sea capado.

Los gatos capados son menos violentos. Entonces, lo antes posible sea capado, mejor. La castración tiene muchos beneficios: evita la agresividad, el marcaje del territorio, las fugas y los inconvenientes de comportamiento, aparte de acrecentar la longevidad del gato;

Evite el baño si a su gato no le agrada.

Los gatos no precisan bañarse, por el hecho de que lo hacen solos con la lengua. Para ciertos gatos, el contacto con el agua puede ser muy agobiante. No obstante, a ciertas razas, como la angora, les chifla el agua, por lo que es conveniente valorar el comportamiento de su gato en el baño.

¡Respeta los límites de tu gato!

A muchos dueños les agrada tener al gato siempre y en todo momento cerca, mas no siempre y en toda circunstancia reacciona bien a esta manifestación de cariño. Lo idóneo es dejar que tu gato se acerque a ti. No procures sujetarlo ni sostenerlo atado, si desea cariño, lo solicitará.

Mordedura de gato: ¿qué hacer cuando ocurre?

  1. Si la mordedura ha sido fuerte, ponga hielo en el sitio de la lesión. El hielo calmará el dolor, restituirá la sangre y evitará la posibilidad de una infección por la picadura. Es esencial lavar la zona de la picadura con agua y jabón;
  2. No se aconseja dar puntos de sutura en las mordeduras de animales, por el hecho de que su lengua puede tener bacterias y la sutura de la herida puede contribuir a una infección en el lugar;
  3. Asegúrese de que el gato está vacunado y libre de zoonosis que puedan trasmitirse a los humanos. No procures medicarte por tu cuenta;
  4. Por último (y no menos esencial), no hay razón para deshacerse de su felino tras un mordisco. Recuerda que el comportamiento es parte integrante de tu instinto.
Lupe Buendía
Soy Lupe. Como mi apellido, procuro tener un Buendía siempre, así que entre noticias, artículos y escritos es como paso mi mañana. Me ha gustado escribir desde siempre y he estudiado periodismo. Estudiante de marketing de contenidos y amante de la actualidad.

Artículos similares