sábado, noviembre 26, 2022

Qué hacer si tu gato se traumatiza cuando va al veterinario

Llevar al gato al veterinario puede resultar ser una experiencia verdaderamente aterradora para tu felino, y definitivamente para ti; y ni hablar del veterinario, que tendrá que lidiar con un pequeño peludo que está de mal humor y armado con dientes y garras, listo para atacar.

La buena noticia es que no siempre tiene que ser una experiencia aterradora, sino que puedes manejarlo de diferentes maneras para que la visita de tu gato al veterinario sea lo menos aterradora posible. Conoce lo que debes hacer si tu gato es uno de esos felinos que se traumatiza, apenas va al veterinario.

Porque a tu gato no les gusta ir al veterinario

veterinario

Por naturaleza, el gato es una criatura independiente a la que, además, le encanta su rutina; y es por ello que es muy susceptible a los cambios qué se dan dentro de la misma. Es por esta razón qué no soportan cuando traes animales nuevos a casa, cuándo se suscita una mudanza o cuando hay alguna alteración en el horario que se establece dentro de casa.

Ir al veterinario supone ir en contra de toda su naturaleza y de sus propios instintos, pues le deja vulnerable, sin un lugar al cual escapar y por supuesto, eso de interactuar con olores, sonidos y visiones que van más allá de lo que normalmente ve, es para él una experiencia nada agradable.

      

Artículos similares