lunes, febrero 12, 2024

Estrés postraumático: cómo sobrellevarlo y pasar página

Estrés postraumático: experiencias terribles como catástrofes, experiencias de violencia, abuso sexual o accidentes graves pueden ejercer una gran presión sobre la vida después y desviar a las personas del camino. 

Tal experiencia se llama trauma, que en psicología significa «daño mental». Las experiencias traumáticas a veces son difíciles de procesar y, como resultado, algunas personas desarrollan un trastorno de estrés postraumático. Tanto las víctimas como los testigos de un evento dramático pueden desarrollar PTSD.

Es típico de este trastorno de estrés postraumático que lo vivido no te deje ir y los recuerdos estresantes sigan volviendo. El apoyo de otras personas es particularmente importante en una situación de vida así. La psicoterapia puede ayudar a sobrellevar las experiencias a lo largo del tiempo.

Síntomas del estrés postraumático

Síntomas del estrés postraumático
  • Pensamientos angustiosos: El trauma se revive una y otra vez. A menudo surgen recuerdos muy claros que no se pueden suprimir, los llamados flashbacks. Las imágenes y los sentimientos que se entrometen se perciben como si el evento estuviera ocurriendo nuevamente en ese momento. Muchas personas tienen pesadillas recurrentes. Los flashbacks y los sueños pueden revivir el miedo y la impotencia, los sentimientos de amenaza, culpa y vergüenza, pero también pueden causar molestias físicas como el dolor.
  • Sobreexcitabilidad: Las personas con estrés postraumático están particularmente alertas y, a menudo, en una especie de alerta constante: duermen mal, tienen problemas para concentrarse, son irritables e impulsivas. También reaccionan con mucha fuerza a los estímulos que les recuerdan lo ocurrido, como determinados olores, sonidos o imágenes. Esto puede causar palpitaciones del corazón, opresión en el pecho, dificultad para respirar y temblores.
  • Comportamientos de evitación: Las personas evitan situaciones, lugares o personas relacionadas con la experiencia que podrían evocar recuerdos y escenas retrospectivas. Esto también se aplica a ciertas actividades, pensamientos o conversaciones. Algunas personas con estrés postraumático se vuelven retraídas o pierden interés en cosas que solían ser importantes para ellas. Algunos se sienten extraños en sus propias vidas. Algunos reprimen tanto sus experiencias que ya no recuerdan partes importantes del evento traumático. El estrés postraumático también puede dejarte sin emociones y entumecido por dentro. Muchas veces no es posible clasificar y procesar lo vivido.
  • pensamientos y estados de ánimo negativos: Muchas personas han perdido la confianza en sí mismas y en los demás. Su autoestima a menudo cae bruscamente, se sienten débiles e impotentes. A menudo se atormentan con preguntas como: ¿Por qué me pasó a mí? ¿Cómo podría haberlo evitado? ¿Soy (parcialmente) culpable? También pueden estar muy irritables o constantemente molestos. Pueden estar enojados con la persona que causó el trauma, pero también con las personas que luego los hicieron sentir sin apoyo, como los policías o el personal del hospital.

Dariana Echeto
Dariana Echeto
¿Definirme en pocas palabras? ¡Es complicado para una periodista! Tengo 31 años de edad y más de 5 años en el maravilloso ejercicio de la redacción. Soy una persona proactiva, organizada y responsable, con buenas relaciones interpersonales. Siempre tengo la mejor disposición para la realización de mis actividades personales, labores y el cumplimiento del horario. Amo los retos y los desafíos porque me han hecho crecer como persona y como profesional. Tengo muchas cosas que contarte, puedes leerme en vida.es.

Artículos similares