jueves, agosto 11, 2022

Artritis idiopática juvenil: causas síntomas, cómo tratarla

La artritis idiopática juvenil, o JIA para abreviar, es una forma de artritis que ocurre antes de los 16 años y dura al menos 6 semanas o más. El nombre proviene del hecho de que esta enfermedad se presenta a una edad temprana, tiene síntomas típicos de la inflamación (hinchazón, dolor, restricción severa de la movilidad) y no tiene una causa específica. Seguidamente te mostrare todo lo que debes saber sobre el Artritis idiopática juvenil; sus causas, síntomas y cómo puedes tratarla:

Diagnóstico e incidencia de AIJ

La artritis idiopática juvenil también se conoce como enfermedad de Still. El diagnóstico se realiza cuando la edad del paciente es menor de 16 años. Los síntomas de la artritis deben durar un mínimo de 6 semanas, excluyendo cualquier otra enfermedad que pueda causar artritis. Todos estos aspectos deben tenerse en cuenta a la hora de realizar un diagnóstico, siendo en ocasiones un proceso largo y muy detallado debido a la amplia gama de diagnósticos diferenciales de las enfermedades que se pueden tratar.

Es la forma de desarrollo más común de artritis de etiología desconocida. La AIJ es un poco más común en las niñas. No es una enfermedad hereditaria que se transmite directamente de los padres. Sin embargo, existen factores genéticos que pueden predisponer a que la enfermedad se manifieste.

Causas de la AIJ

Como te mencione anteriormente, se desconoce la causa exacta de la AIJ. Se tienen en cuenta tanto los factores ambientales (lesiones, diversas formas de infecciones) como los factores genéticos, así como las respuestas anormales del sistema inmunitario, lo que conduce a la destrucción de las estructuras articulares. Es una enfermedad autoinmune, que hace que el sistema inmunitario combata sus propias células por razones desconocidas. El proceso inflamatorio que surge en la articulación es sostenido por respuestas inmunes. La investigación se lleva a cabo de forma permanente, lo que permitiría definir claramente las causas de la enfermedad. También se ha sugerido que la formación de AIJ está influenciada por las hormonas sexuales, debido a su mayor incidencia en las niñas.

Síntomas de la artritis idiopática juvenil

Los síntomas de la artritis juvenil idiopática con mayor frecuencia incluyen:

  • Dolor
  • Edema
  • A veces exudado
  • Abolición de la función articular (limitando el movimiento),
  • Deformaciones
  • Atrofia muscular
  • Contracturas
  • Reducción de la sensibilidad a los estímulos físicos y emocionales,
  • Falta de apetito
  • Reducción de la actividad física
  • Rigidez matutina

Los sitios principales de lesiones son la articulación de la rodilla, la muñeca y las articulaciones pequeñas. A veces se ven afectadas las articulaciones de la columna cervical, las articulaciones de la cadera, la articulación temporomandibular e incluso el tobillo. La enfermedad de Still suele tener un curso crónico, con períodos de remisión y exacerbación.

Caracteres JIA

Hay tres tipos de artritis idiopática juvenil. Se diferencian en la presencia o ausencia de síntomas generalizados y el número de articulaciones involucradas:

  • AIJ con escasa afectación articular – 1-4 afectación articular durante los primeros seis meses de la enfermedad. Este tipo ocurre en casi el 50% de los pacientes. Las más frecuentemente afectadas son las articulaciones (raramente asimétricas) de codos, rodillas, tobillos, así como pequeñas articulaciones de manos o pies. Además, esta forma de inflamación puede ocurrir en el globo ocular, lo que requiere un control oftalmológico sistemático.
  • AIJ con afectación poliarticular – 5 o más afectación articular durante los primeros seis meses de la enfermedad. Las articulaciones de los pies y las manos son las más afectadas. La inflamación adicional de esta forma puede ocurrir en las caderas, las rodillas, los tobillos (simétricamente), así como en las articulaciones del cuello y la mandíbula. El globo ocular también puede inflamarse, lo que requiere una inspección oftalmológica sistemática. Este tipo es mucho más común en las niñas;
  • AIJ con compromiso sistémico: además de los síntomas de inflamación, los rasgos característicos son fiebre y una erupción que no persiste durante mucho tiempo, lo que dificulta el diagnóstico de esta forma. Además, puede atacar órganos internos, causando muchos efectos indeseables. Este tipo es bastante raro tanto en niñas como en niños.

Tratamiento AIJ

No existe un régimen de tratamiento específico para la AIJ. El objetivo principal es proporcionar al niño normalidad en el funcionamiento diario y prevenir los síntomas de la enfermedad, como deformidades o daños en las articulaciones. La farmacoterapia se utiliza para reducir la inflamación y ralentizar la aparición de los síntomas, así como la rehabilitación, ampliamente entendida, para mantener la función articular y prevenir complicaciones.

La rehabilitación después de la AIJ es muy importante en todo el proceso de tratamiento de la enfermedad. Los ejercicios correctamente adaptados ayudan a mantener una movilidad adecuada de las articulaciones, previenen la atrofia muscular y las deformidades. A veces es necesario utilizar ayudas ortopédicas en forma de escalas o estabilizadores para obtener la corrección adecuada de la posición. El tratamiento a veces también requiere cirugía en los tejidos blandos o simplemente el reemplazo de las articulaciones gravemente dañadas.

Miguel Pérez G.
Cartagenero, entrado en los 40 y apasionado como un niño de las letras. Estudié filología hispánica en Murcia y he trabajado con múltiples clientes elaborando sus artículos. Especializado en psicología y en salud, dos temas en los que me siento cómodo escribiendo y ayudando a la gente.

Artículos similares