martes, diciembre 6, 2022

El tapón mucoso como escudo protector para madre e hijo

El embarazo es un momento emocionante y educativo, especialmente cuando se trata del primer hijo. No solo llegas a conocer tu cuerpo de una manera completamente nueva, sino que también te encuentras con términos con los que nunca antes habías tratado.

El «tapón mucoso» es uno de ellos. ¿Para qué sirve el tapón mucoso? ¿Cómo se crea? ¿Y qué sucede cuando se libera? Respondemos a todas las preguntas importantes sobre el tapón mucoso en el embarazo.

¿Qué es el tapón mucoso y cómo se forma?

En toda mujer en edad fértil, incluidas las mujeres que no están embarazadas, el llamado moco cervical se forma sobre las glándulas en el área del cuello uterino (cuello uterino).

Esta secreción forma el llamado «tapón mucoso de Kristell» en la entrada del canal cervical. Lleva el nombre del ginecólogo judío alemán Samuel Kristeller y protege el útero de los patógenos incluso cuando no está embarazada.

La formación de moco está controlada hormonalmente y se adapta al ciclo menstrual. Alrededor de la ovulación, la secreción se vuelve más delgada y más permeable para los espermatozoides.

Tan pronto como se fertiliza e implanta un óvulo, el moco se vuelve particularmente viscoso y cierra el cuello uterino. En el fondo del canal cervical. Los pliegues mucosos diagonales en el cuello uterino aseguran que el tapón mucoso esté firmemente asentado.

¿Cuál es el propósito del tapón mucoso en el embarazo?

La función del tapón mucoso es sellar el útero de la vagina. Evita que las bacterias y los gérmenes penetren en el útero desde la vagina y protege a la madre y al niño de infecciones durante el embarazo.

Debido a su dureza y firmeza, el tapón mucoso también tiene un efecto estabilizador sobre el útero y puede reducir el riesgo de parto prematuro.

¿Cómo y por qué se desprende el tapón mucoso antes del parto?

Una vez que el bebé está listo para nacer, por lo general se desliza más profundamente en la pelvis y el cuerpo de la madre produce más prostaglandinas.

Estas hormonas ablandan los tejidos del cuello uterino, lo que hace que el tapón mucoso que estaba adherido se afloje en preparación para el parto. Esto suele ocurrir al final del embarazo, entre las 38 y 42 semanas de gestación.

Cómo se experimenta exactamente el desprendimiento del tapón mucoso es tan individual para cada mujer embarazada como para todo el embarazo. y la experiencia del nacimiento. A menudo se excreta entero, pero también puede romperse en pedazos con el tiempo y puede ser indistinguible del flujo vaginal normal durante el embarazo.

Incluso si sale entero, esto sucede a menudo al ir al baño o en la ducha, sin que la futura madre se dé cuenta o no tenga la oportunidad de observar más de cerca el tapón mucoso.

¿Cómo se ve el tapón mucoso?

El tapón de mucosidad desprendido generalmente aparece como una mezcla de mucosidad y sangre de color blanco, rosa claro o incluso marrón rojizo. El color, al igual que la consistencia del tapón mucoso, difiere de una mujer a otra.

La mayoría de las mujeres embarazadas reportan un coágulo de moco viscoso y gelatinoso. Pequeños rastros de sangre en él son una señal de que el cuello uterino ya se está abriendo lentamente.

Porque entonces los vasos sanguíneos se rompen y provocan sangrado, que se mezcla con el tapón mucoso. Este llamado sangrado por tirantez es completamente normal y no hay nada de qué preocuparse.

Sin embargo, si descubres un sangrado abundante con una gran cantidad de sangre fresca de color rojo brillante, esto no indica que el tapón mucoso haya salido, sino que puede ser el resultado de un desprendimiento prematuro de placenta. En este caso, ¡consulte a un médico de inmediato para descartar cualquier peligro para ti y tu bebé!

Excreción de secreciones durante el embarazo: ¿se ha soltado el tapón mucoso?

Incluso si el tapón mucoso bloquea el cuello uterino durante el embarazo, las mujeres continúan produciendo secreciones mucosas.

El flujo vaginal incluso aumenta durante el embarazo debido al aumento de las hormonas sexuales femeninas estrógeno y progesterona. Por lo tanto, las excreciones de color blanco cremoso no son nada inusuales en mujeres embarazadas y no son un signo de pérdida prematura de moco.

Eliminación del tapón mucoso: ¿cuándo comienza el parto?

El paso del tapón mucoso es una primera señal del próximo parto. Sin embargo, por lo general no es una razón para ir directamente al hospital o al centro de maternidad. Cuando realmente comienza siempre depende de las contracciones.

Las fuertes contracciones a intervalos regulares que abren el cuello uterino deben seguir inmediatamente después de que el tapón mucoso haya salido, por lo que debe empacar la bolsa del hospital en el automóvil y partir.

Sin embargo, para algunas mujeres, pueden pasar unos días o incluso semanas después de que se quita el tapón antes de que comience el trabajo de parto. Si no sientes ningún dolor después de que el tapón mucoso ha pasado (el desprendimiento en sí mismo no causa ninguno), no tiras, no empiezan las contracciones, esto suele ser una señal de que el parto aún no es inminente.

Sin embargo, a la inversa, también son posibles las contracciones sin que se haya desprendido el tapón mucoso. Para algunas futuras madres, es posible que no pase hasta durante la fase de apertura del trabajo de parto o incluso más adelante. Si el tapón mucoso se ha desprendido y no experimentas contracciones, mantén la calma.

Por supuesto, esto no siempre es fácil en los últimos días del embarazo. Porque, sobre todo hacia el final, aumenta la impaciencia por tener por fin en brazos al anhelado bebé. Intentas escuchar a tu cuerpo y relajarte, por ejemplo, a través de ejercicios ligeros, como salir a caminar. Si estás relajada, transfiere eso a tu hijo por nacer. De esta manera, ambos se preparan bien para el nacimiento que se aproxima.

¿Cuál es el riesgo de infección sin un tapón mucoso?

Incluso si el tapón mucoso se desprende antes de la semana 38 de embarazo, no tienes que preocuparte. Tus hormonas pueden volver a producir el moco protector. E incluso si esto no se regenera en la última fase del embarazo, el saco amniótico protege al bebé de patógenos e infecciones.

Por lo tanto, el tapón mucoso es incluso un doble escudo protector para tu hijo por nacer. Si el tapón mucoso se ha desprendido antes de tiempo y quieres estar segura, debes evitar las relaciones sexuales para mantener bajo el riesgo de infección. Tampoco se recomienda nadar en piscinas y lagos de baño.

De un vistazo:

Esto es lo que debes saber sobre el tapón mucoso

  • Incluso en mujeres que no están embarazadas, se forma un tapón mucoso a partir de las secreciones de las glándulas alrededor del cuello uterino.
  • Evita que los gérmenes y las bacterias entren en la vagina.
  • Durante el embarazo, la mucosidad se espesa y sella el cuello uterino.
  • Así es como el tapón mucoso protege a la madre y al niño de infecciones.
  • Por lo general, sale entre la semana 38 y 42 del embarazo.
  • No hay dos tapones de moco iguales, varían en color (blanco, rosa claro a marrón rojizo) y consistencia (gelatina, viscosa, grumosa) de mujer a mujer.
  • El paso del tapón mucoso es la primera señal de que se acerca el parto. Sin embargo, el proceso de nacimiento real solo comienza con las contracciones.
  • Incluso si el tapón mucoso se libera antes de la semana 38 de embarazo, el bebé en el útero todavía está protegido de los patógenos por el saco amniótico.
Miguel Pérez G.
Cartagenero, entrado en los 40 y apasionado como un niño de las letras. Estudié filología hispánica en Murcia y he trabajado con múltiples clientes elaborando sus artículos. Especializado en psicología y en salud, dos temas en los que me siento cómodo escribiendo y ayudando a la gente.

Artículos similares