martes, diciembre 6, 2022

Rinotraqueítis felina: Todo sobre esta enfermedad respiratoria de los gatos

Los periodos de lluvia y frío exigen aún más atención a la salud de los gatos. Incluso viviendo en el interior y sin acceso a la calle, los gatitos no son inmunes a algunas enfermedades que pueden surgir con los cambios de tiempo. Una de ellas es la rinotraqueitis felina, que se parece a la gripe humana y puede provocar muchas molestias al gato. Si todavía no sabes mucho sobre esta enfermedad, no te preocupes, sigue leyendo.

Rinotraqueitis felina: la enfermedad es común en los gatos

La gripe en los gatos puede ser un síntoma tanto de rinotraqueitis felina como de calicivirus, que son las dos principales enfermedades que afectan al complejo viral respiratorio felino. La rinotraqueitis felina es una enfermedad respiratoria muy común en los gatos, causada por el virus HVF-1 – la calicivirosis está causada por el virus CVF. En conjunto, son responsables del 80% de las infecciones respiratorias en los gatos.

Rinotraqueitis felina: ¿son los síntomas fáciles de identificar?

Los síntomas de la rinotraqueitis son bastante evidentes, por lo que no es tan difícil identificar la enfermedad. El estornudo del gato es uno de los signos, pero no completa el diagnóstico, por lo que es muy importante observar al animal. Los síntomas más comunes son anorexia, apatía, postración, fiebre, estornudos, secreción nasal/ocular, tos, conjuntivitis, estomatitis y salivación. Los gatos que son sacados de la calle con la enfermedad, dependiendo del cambio de tiempo, ya vienen con síntomas más precisos.

En algunos casos, la rinotraqueitis también afecta a la región ocular del felino, y puede evolucionar desde una simple suciedad en el ojo hasta un caso de conjuntivitis. Durante el tratamiento, es importante mantener siempre limpios los ojos del animal con solución salina. Dependiendo de la situación, el veterinario puede recomendar el uso de colirios específicos para gatos.

Debido al exceso de mucosidad que provoca la enfermedad, los gatitos pueden dejar de alimentarse e incluso de beber agua. Sabemos que una nutrición adecuada es esencial para los animales. En el caso de los gatitos, la falta de comida y agua puede provocar un cuadro de lipidosis hepática, que puede llevar a la muerte. Por lo tanto, si el gatito no come durante el tratamiento de la enfermedad, hay que pensar en alimentarlo con comida pastosa, como los sobres para gatos, o incluso diluir el pienso en agua filtrada para formar una papilla. En el caso de la falta de hidratación por ingesta de agua, la solución puede ser introducir el líquido por vía intravenosa. Habla con tu veterinario sobre la mejor manera de actuar en estos casos.

Rinotraqueitis felina: el tratamiento puede ser sencillo si la enfermedad se diagnostica en la fase inicial

No existe exactamente una cura para la rinotraqueitis felina: el virus permanece en el organismo del gatito, incluso con una función inactiva, y puede dejar secuelas, como el caso de una rinitis crónica. Generalmente, se manifiesta en la caída de la inmunidad. Por lo tanto, es muy importante mantener a tu gatito con las vacunas al día, especialmente la que cubre las enfermedades de las vías respiratorias, incluyendo la rinotraqueitis y el calicivirus.

Por desgracia, muchos gatitos, sobre todo los de la calle, no reciben los cuidados adecuados y acaban muriendo, a pesar de que se trata de una enfermedad con un tratamiento sencillo y eficaz. Cuanto antes reciba su felino el diagnóstico, más fácil y rápido será el control del virus. Por lo tanto, cuando identifiques los primeros síntomas o sospeches que tu gatito puede estar resfriado, lo mejor es llevarlo al veterinario inmediatamente. La rinotraqueitis progresa muy rápidamente y cualquier otra enfermedad que pueda dañar aún más el sistema inmunitario del gatito puede ser crucial para que la enfermedad se vuelva más resistente y afecte aún más al animal.

Remedio para la gripe del gato: ¿cómo y cuándo utilizarlo?

El uso de un remedio para la gripe del gato es una forma de hacer frente al virus, es posible utilizar antibióticos tópicos y sistémicos, cuando hay presencia de infección bacteriana secundaria. Además, se puede indicar el uso de antivirales, inmunomoduladores, mucolíticos, antipiréticos en caso de que haya fiebre e incluso un estimulante del apetito para tratar la anorexia. Es importante invertir en el tratamiento correctamente para que el animal se fortalezca. En diez días, más o menos, ya se podrá notar una evolución en su mejora.

Todo depende de los síntomas específicos que presente el animal. Esté atento si ve que el gato estornuda y hace agua.

¿Tienes otro gatito en casa? Tenga cuidado para que no le afecte la rinotraqueitis felina.

Quien tenga más de un gatito en casa, debe separar a sus felinos para que el otro no se vea afectado por la rinotraqueitis, porque es muy transmisible. Los gatos deben permanecer en habitaciones separadas y no pueden compartir objetos como macetas, camas, rascadores, etc. La posibilidad de que el otro gatito se infecte con la enfermedad es grande, porque el virus se manifiesta rápidamente a través del contacto directo entre animales. Es necesario que la vacuna esté al día, ya que si se contagia, el otro gato se verá menos afectado por la enfermedad. No hay ninguna posibilidad de que la rinotraqueitis felina se transmita a los humanos: por lo tanto, ¡puede seguir en contacto con su mascota como siempre!

Lupe Buendía
Soy Lupe. Como mi apellido, procuro tener un Buendía siempre, así que entre noticias, artículos y escritos es como paso mi mañana. Me ha gustado escribir desde siempre y he estudiado periodismo. Estudiante de marketing de contenidos y amante de la actualidad.

Artículos similares