martes, octubre 4, 2022

Estoy embarazada, ¿puedo vivir con un gato?

Estar embarazada no significa que debas alejarte de tu gato si tienes uno como mascota. Son muchos los mitos que rondan sobre el embarazo y el toxoplasma, parásito que en ocasiones puede estar presente en algunos animales domésticos y que es de fácil transmisión a los seres humanos.

Uno de los animales que transmite este parásito es el gato, y al tratarse de un parásito que pone en riesgo el desarrollo normal del feto, es posible que sientas temor si tienes un gato como mascota y estás embarazada. Sin embargo, no necesariamente el pequeño animal representa un riesgo para ti ni para tu bebé.

Si estás embarazada debes conocer más sobre el toxoplasma, más allá de los gatos

Estoy embarazada, puedo vivir con un gato

Estar embarazada es uno de los momentos más esperado para millones de mujeres en el mundo y es por eso que los miedos a poner el embarazo o la salud del niño en riesgo, invaden normalmente durante este proceso.

Aunque por años se mantuvo el mito de que los gatos podían ser peligrosos durante el embarazo, en la actualidad son muchos los avances que se manejan al respecto y la información es bastante amplia. 

La toxoplasmosis, que es una de las principales razones por las que los médicos recomendaban dejar al gato fuera de casa, es una afección que puede poner en riesgo tu salud, incluso si no tienes animales de compañía.

  

Artículos similares