martes, octubre 4, 2022

Hámster: cómo cuidarlo para que viva toda su vida

El hámster es uno de los roedores más habituales en los hogares y gracias a que requiere pocos cuidados, es con frecuencia la primera mascota de los niños. No obstante, aun cuando sean sencillos los cuidados que requiere, es necesario conocer cómo debe ser atendido y alimentado de manera correcta para que se desarrolle saludablemente.

Hay algunas cosas que serán necesarias antes de llevarlo a casa, y adaptar su espacio, alimento y lugar de esparcimiento, se encuentra entre lo que debes preparar para el momento de su llegada.

Lo más básico, el primer contacto con tu hámster

Hámster: cómo cuidarlo para que viva toda su vida

Si alguna vez has cogido un hámster entre tus manos, sabrás que es muy suave y además blandito, por lo que, sujetarlo con cuidado y saber ganarse su confianza, es una de las primeras cosas que debes hacer. Con un peso que oscila entre los 80 y 150 gramos, este pequeño roedor es perfecto como mascota para niños de 6 años en adelante, pero ser cuidadoso es lo más elemental para que el primer contacto sea agradable.

Evita tomarlo desde arriba, pues su instinto de supervivencia le hará creer que está siendo atacado por un ave y su reacción será morderte. Por lo tanto, toma un poco del sustrato de su viaje a casa y espárcelo en su jaula, y si lo has llevado en una caja, colócala dentro de la jaula para que él salga cuando lo desee.

No lo presiones, sobresaltes o asustes, dale unos días antes de querer tomarlo permite que explore con tranquilidad su espacio; verás como a los pocos días, comienza a sentir mayor confianza, a establecer más contacto visual contigo sin esconderse y se dejará tocar, acariciar y alzar sin problema.

  

Artículos similares