viernes, abril 12, 2024

Cómo prevenir el dolor de huesos en la gente mayor

El dolor es el síntoma principal de la mayoría de los trastornos musculoesqueléticos en la gente mayor. Puede ser leve o grave, aguda y de corta duración o crónica y duradera, localizada o generalizada (difusa), pero prevenir el dolor de huesos es posible.

Causas del dolor musculoesquelético

Causas del dolor musculoesquelético

El dolor musculoesquelético en la gente mayor puede deberse a trastornos de los huesos, articulaciones, músculos, tendones, ligamentos, bursas o una combinación de estos. La causa más común de dolor es una lesión.

  • Dolor de huesos

El dolor de huesos suele ser profundo, penetrante o sordo. A menudo se deben a una lesión. Con menos frecuencia, el dolor de huesos es causado por una infección ósea (osteomielitis), desequilibrios hormonales y tumores.

  • Dolor muscular

El dolor muscular (también llamado mialgia) suele ser menos intenso que el dolor de huesos, pero muy incómodo. Sin embargo, un calambre en la pierna (una contracción muscular dolorosa de larga duración) también causa un dolor intenso.

  • Dolor por lesiones

Las lesiones, los trastornos circulatorios del músculo, las infecciones o los tumores también pueden ser dolorosos. La polimialgia reumática es una afección que causa dolor intenso y rigidez en el cuello, los hombros, la espalda, la zona lumbar y las caderas.

  • Dolor en los tendones

El dolor en los tendones y ligamentos suele ser menos intenso que el dolor en los huesos. A menudo descritos por la gente mayor como «punzantes», aumentan cuando el tendón o ligamento afectado se estira o mueve y disminuyen en reposo.

El dolor de tendón generalmente es causado por tendón o tendinitis, epicondilitis humeral lateral (codo de tenista) o epicondilitis humeral medial (codo de golfista), o una lesión en el tendón. En la mayoría de los casos hay una lesión (esguince).

  • Dolor bursal

El dolor bursal puede desencadenarse por un traumatismo, uso excesivo, gota o una infección. Las bursas son pequeños sacos llenos de líquido que amortiguan las articulaciones. Por lo general, el dolor aumenta con los movimientos que involucran la bursa y disminuye con el reposo. La bursa afectada puede hincharse.

  • Dolor articular

El dolor articular (también conocido como artralgia) puede ser causado por la inflamación de la articulación (artritis). La artritis también causa hinchazón.

Las causas de la artritis son variadas, como artritis inflamatoria (artritis reumatoide), osteoartritis, artritis infecciosa, gota y enfermedades relacionadas, enfermedades autoinmunes (lupus eritematoso sistémico) y enfermedades vasculares (con vasculitis asociada con inmunoglobulina A), osteonecrosis y lesiones en una parte de la articulación ósea.

  • Dolor artrítico

El dolor artrítico puede ser repentino (agudo, p. ej., después de una infección, lesión o gota) o duradero (crónico, p. ej., en la artritis reumatoide o la osteoartritis). El dolor de la artritis suele empeorar cuando se mueve la articulación, pero también se puede sentir en reposo. El dolor en las estructuras cercanas a la articulación, como los ligamentos, tendones y bursas, parece provenir de la articulación.

  • Fibromialgia

La fibromialgia puede causar dolor en los músculos, tendones y ligamentos. El dolor generalmente ocurre en múltiples lugares, lo que lleva a la sensibilidad allí. Es difícil de describir con precisión, pero no sale de la articulación. Los afectados a menudo se quejan de otros síntomas, como agotamiento y trastornos del sueño.

Dariana Echeto
Dariana Echeto
¿Definirme en pocas palabras? ¡Es complicado para una periodista! Tengo 31 años de edad y más de 5 años en el maravilloso ejercicio de la redacción. Soy una persona proactiva, organizada y responsable, con buenas relaciones interpersonales. Siempre tengo la mejor disposición para la realización de mis actividades personales, labores y el cumplimiento del horario. Amo los retos y los desafíos porque me han hecho crecer como persona y como profesional. Tengo muchas cosas que contarte, puedes leerme en vida.es.

Artículos similares