lunes, febrero 12, 2024

Así debe ser la ducha de una persona mayor

La ducha es una parte esencial de la higiene personal, y es especialmente importante para las personas mayores. Sin embargo, tomar una ducha puede ser un desafío para muchos adultos mayores debido a los cambios físicos y de movilidad que vienen con el envejecimiento.

Para evitar lesiones y garantizar una experiencia segura y cómoda, es necesario tener en cuenta algunas consideraciones específicas. En este artículo, abordaremos las mejores prácticas y recomendaciones para una ducha segura y adecuada para las personas mayores.

Adaptar el entorno del baño

Adaptar el entorno del baño

Lo primero que debemos tener en cuenta es el entorno del baño en sí. Es esencial adaptar el baño para garantizar la seguridad de los adultos mayores.

Esto implica instalar barras de agarre adecuadas en la ducha, cerca del inodoro y en otros puntos de apoyo dentro del baño. Además, es recomendable usar una alfombra antideslizante en la ducha y en el suelo del baño para evitar caídas.

Dariana Echeto
Dariana Echeto
¿Definirme en pocas palabras? ¡Es complicado para una periodista! Tengo 31 años de edad y más de 5 años en el maravilloso ejercicio de la redacción. Soy una persona proactiva, organizada y responsable, con buenas relaciones interpersonales. Siempre tengo la mejor disposición para la realización de mis actividades personales, labores y el cumplimiento del horario. Amo los retos y los desafíos porque me han hecho crecer como persona y como profesional. Tengo muchas cosas que contarte, puedes leerme en vida.es.

Artículos similares