jueves, mayo 23, 2024

Alimentación: 8 claves para reducir el reflujo gastroesofágico

El reflujo gastroesofágico (RGE) incluye síntomas como la acidez estomacal, el ardor de estómago y la regurgitación. Estos problemas de salud ocurren cuando los contenidos del estómago se vuelven a su estado ácido y suben hasta el esófago. Para muchas personas, el reflujo gastroesofágico resulta en dolor y des confort, a menudo sin ninguna causa obvia.

Existen tratamientos para controlar los síntomas y estrategias de dieta para reducir el riesgo de desarrollar el RGE. El especialista en nutrición y “dietista” pueden ayudar a las personas a comprender los alimentos y la alimentación que mejoran el reflujo y minimizan los síntomas.

¿Qué es el reflujo gastroesofágico?

¿Qué es el reflujo gastroesofágico?

El reflujo gastroesofágico (RGE) se refiere al regreso de contenidos del estómago al esófago, el tubo que conecta la boca con el estómago. La acidez estomacal, el ardor y la regurgitación son algunos de los síntomas característicos del RGE. Esta condición se presenta cuando los contenidos del estómago se vuelven ácidos y suben al esófago. El dolor que experimentan las personas con RGE varían de leve a severo, dependiendo de la causa.

Los medicamentos como los inhibidores de la bomba de protones (IBP) suelen aliviar los síntomas del RGE, pero leer y comprender los grupos de alimentos que son ricos en nutrientes y los alimentos que pueden desencadenar irritación puede resultar en un alivio significativo. Además, las personas pueden adoptar algunos hábitos alimenticios saludables para mejorar los síntomas de RGE.

Alimentación para prevenir el reflujo gastroesofágico

Los alimentos ricos en nutrientes, como los granos integrales, verduras y frutas, pueden ayudar a prevenir el desarrollo de RGE. Estos alimentos suelen contener antioxidantes que mejoran el funcionamiento del sistema digestivo, ayudando a los órganos a realizar sus funciones.

Los alimentos ricos en fibras alimenticias suelen mejorar la digestión, lo que también ayuda a prevenir el RGE. Las personas que padecen RGE deben prestar atención al tipo de fibra alimentaria que ingieren. Los alimentos ricos en fibra insoluble, como muchas frutas y verduras, son buenos para la salud. Los alimentos ricos en fibra soluble, como la avena, son útiles para reducir el riesgo de RGE.

La bebida alcohólica, el café y el té a menudo se asocian con el descenso de los ácidos estomacales, lo que puede causar irritación y RGE. Las personas que beben con moderación de estas bebidas pueden reducir los síntomas de RGE con el tiempo.

Comer en porciones pequeñas para mejorar el reflujo

Comer en porciones pequeñas para mejorar el reflujo

Muchas personas con problemas digestivos experimentan mejores resultados cuando comen porciones pequeñas durante el día en lugar de comer mucho y rápido. Comer despacio les ayuda a apreciar más los alimentos, lo que les permite desacelerar y divertirse más al comer.

Comer de forma lenta y masticar bien los alimentos también estimula el sistema digestivo para que trabaje con mayor eficiencia. Esto significa que los alimentos se digieren y pasan más rápido a través del estómago, lo que a menudo reduce la presión en el esófago y la regurgitación.

Beber líquidos con moderación para mejorar el reflujo

Los líquidos pueden contribuir a los síntomas de reflujo. Muchas personas padecen RGE cuando toman líquidos con sus comidas; el líquido adicional añade volumen al estómago y promueve una regurgitación ácida hacia el esófago. Aerosoles, soda, jugo y refrescos, en particular, contribuyen a los problemas digestivos. Por lo tanto, es importante beber líquidos con moderación para evitar la acidez estomacal y el RGE.

Según algunos estudios, el consumo de lácteos como la leche entera antes de las comidas también puede ayudar a controlar los síntomas de RGE. El concepto básico es que cuando la leche llega al estómago, el ácido natural de la leche neutraliza los contenidos ácidos, lo que a su vez ayuda a prevenir los síntomas de regurgitación.

El contenido de calorías en la leche depende del tipo de leche. Por ejemplo, una taza de leche entera contiene 148 calorías, mientras que una taza de leche descremada contiene alrededor de 90 calorías. Cuando se consume con moderación, la leche puede ser beneficiosa para mejorar el funcionamiento del sistema digestivo.

Evitando alimentos que desencadenan refuljo

Evitando alimentos que desencadenan refuljo

Aunque hay alimentos que pueden ayudar a prevenir el RGE, hay alimentos que también pueden contribuir a los síntomas. Las personas con RGE deben evitar las comidas altas en grasa, como las papas fritas y la comida chatarra. Estos alimentos promueven la acumulación de grasa en el estómago, lo que contribuye al ácido estomacal y la regurgitación.

Las comidas con mucho ajo y cebolla pueden empeorar los síntomas del RGE. Estos alimentos contienen propiedades irritantes que pueden contribuir a la regurgitación ácida. Las personas con RGE deben evitar también los alimentos ácidos como los tomates, los tomates, las fresas, el limón y el vinagre. Estos alimentos aumentan el ácido estomacal y pueden empeorar los síntomas del RGE.

Las personas alérgicas a la leche, cuidado con el lacto suero blanco

El lacto suero blanco posiblemente sea un enemigo invisible para las personas alérgicas a la leche. El lacto suero blanco se deriva del procesamiento de la leche, y es un componente común en muchas comidas, galletas, pasteles e incluso productos de carne. Esto significa que tomar precauciones al elegir alimentos es esencial para la prevención de los síntomas de RGE.

Las personas alérgicas a la leche deberían evitar siempre el lacto suero blanco. Esto incluye reemplazar los alimentos ricos en lacto suero blanco como las galletas con verduras como los pimientos, los tomates y las alcachofas. Es mejor optar por alimentos nutritivos y bajos en calorías para reducir los síntomas del RGE.

Reduce el consumo de refrescos para mejorar el reflujo

Las personas con problemas digestivos deben evitar los refrescos para reducir los síntomas de RGE. Las bebidas gaseosas a menudo contienen ácido fosfórico, lo que contribuye a la irritación y la acidez estomacal.

Las bebidas gasificadas también son conocidas por promover el desarrollo de cáncer de colon, por lo que la moderación es clave para prevenir los síntomas de RGE. En su lugar, las personas con RGE deben optar por bebidas naturales como el agua de coco y los refrescos de frutas.

Alimentos de bajo ácido para aliviar el reflujo

Alimentos de bajo ácido para aliviar el reflujo

Los alimentos de bajo ácido contribuyen al mejoramiento significativo de los síntomas de RGE. Estos alimentos incluyen carnes como el pollo y el cerdo, así como alimentos ricos en fibra como los frijoles, los cereales y los alimentos integrales.

Los alimentos bajos en ácido que contienen antioxidantes también pueden beneficiar la salud digestiva. Por ejemplo, las frutas cítricas como la naranja y la piña, y las verduras como las acelgas y las remolachas contienen altos niveles de antioxidantes que ayudan a mejorar la absorción de nutrientes y mejorar la digestión.

Diego Disese
Diego Disese
Apasionado por la gráfica y la comunicación. Trato de explorar el por qué, el para qué, el dónde, el quién y el cómo de los hechos, ya que es un compromiso con la verdad. Y la verdad lo es todo.

Artículos similares