lunes, junio 17, 2024

El rucking será el sustituto del running: descubre una nueva forma de hacer ejercicio 

El running ha sido una actividad popular durante décadas, pero ahora está surgiendo una nueva tendencia en el mundo del fitness: el rucking.  

El rucking consiste en caminar largas distancias llevando una mochila cargada de peso, lo que agrega un desafío adicional al ejercicio. En este artículo, exploraremos qué es el rucking, sus beneficios y por qué podría convertirse en el sustituto del running. 

¿Qué es el rucking? 

Qué es el rucking

El rucking se originó en el ámbito militar como un entrenamiento para soldados que tenían que llevar mochilas pesadas durante largas marchas. Consiste en caminar a paso ligero con una mochila cargada de peso, generalmente entre el 10% y el 20% de tu peso corporal. 

El rucking es una forma de ejercicio que ha ganado popularidad en los últimos años debido a sus beneficios para la salud y la aptitud física.  

Además de ser una excelente manera de mejorar la resistencia cardiovascular y la fuerza muscular, el rucking también es una actividad de bajo impacto que puede ser realizada por personas de diferentes niveles de condición física. 
 
Una de las principales ventajas del rucking es que se puede realizar en cualquier lugar y a cualquier hora.  

No requiere de equipos costosos ni de un gimnasio, simplemente necesitas una mochila adecuada y algo de peso para cargar en ella. Esto lo convierte en una opción ideal para aquellos que prefieren ejercitarse al aire libre o que no tienen acceso a un gimnasio. 
 
Además de los beneficios físicos, el rucking también puede tener un impacto positivo en la salud mental.  

Caminar al aire libre, en contacto con la naturaleza, puede ayudar a reducir el estrés, mejorar el estado de ánimo y promover la relajación. Además, el rucking puede ser una actividad social, ya que se puede realizar en grupo, lo que brinda la oportunidad de compartir el ejercicio y fortalecer los lazos con otras personas. 
 
El rucking también puede ser adaptado a diferentes niveles de condición física y objetivos personales. Puedes ajustar la carga de peso en tu mochila, la distancia recorrida y el ritmo de caminata según tus necesidades y capacidades.  

Esto lo hace adecuado tanto para principiantes que están comenzando su viaje de acondicionamiento físico, como para atletas más avanzados que buscan un desafío adicional. 

Es importante tener en cuenta que el rucking no es solo caminar con peso, sino que implica una técnica adecuada. Es recomendable mantener una postura erguida, utilizar una zancada larga y balancear los brazos de manera natural para maximizar los beneficios del ejercicio y evitar lesiones. 

Beneficios del rucking 

El rucking ofrece una serie de beneficios para la salud y el estado físico. Mejora la resistencia cardiovascular, ya que caminar con peso extra requiere un mayor esfuerzo y aumenta la frecuencia cardíaca.

Además, fortalece los músculos, especialmente los de las piernas, glúteos y espalda, debido a la resistencia adicional que proporciona el peso de la mochila. También quema calorías de manera efectiva y mejora la postura y la estabilidad corporal

El rucking es una actividad que involucra a diferentes grupos musculares, lo que lo convierte en un ejercicio completo para todo el cuerpo.  

Al caminar con una mochila cargada de peso, los músculos de las piernas, como los cuádriceps, los isquiotibiales y los músculos de la pantorrilla, se ven desafiados y fortalecidos. Además, los glúteos y los músculos de la espalda también se activan para mantener una postura adecuada mientras se lleva la mochila. 
 
Además de fortalecer los músculos, el rucking también es efectivo para quemar calorías. Caminar con peso extra requiere un mayor esfuerzo y, por lo tanto, aumenta el gasto de energía.

Esto ayuda a acelerar el metabolismo y a quemar calorías de manera más eficiente, lo que puede ser beneficioso para aquellos que buscan perder peso o mantenerse en forma. 
 
Otro beneficio del rucking es la mejora de la postura y la estabilidad corporal. Al llevar una mochila cargada de peso, es necesario mantener una postura erguida y equilibrada para distribuir el peso de manera adecuada.  

Esto ayuda a fortalecer los músculos del core y a mejorar la estabilidad del cuerpo en general. 
 
Además de los beneficios físicos, el rucking también puede tener beneficios para la salud mental. Al realizar esta actividad al aire libre, se puede disfrutar de la naturaleza y del entorno, lo que puede ayudar a reducir el estrés y mejorar el estado de ánimo. Además, el rucking puede ser una actividad social, ya que se puede hacer en grupo, lo que añade un componente social y de motivación. 
 
Es importante tener en cuenta que, al igual que con cualquier forma de ejercicio, es importante comenzar de manera gradual y escuchar a tu cuerpo. A medida que te acostumbres al rucking, puedes aumentar el peso de la mochila o la distancia recorrida, pero siempre respetando tus límites y evitando lesiones. 

¿Por qué podría ser el sustituto del running? 

Por qué podría ser el sustituto del running

El rucking presenta algunas ventajas sobre el running que podrían convertirlo en una alternativa popular. En primer lugar, el rucking tiene un impacto menor en las articulaciones, lo que lo hace más adecuado para personas con lesiones o problemas articulares.  

Además, el rucking es más versátil, ya que se puede realizar en diferentes terrenos y no requiere de una pista o camino específico. También involucra a más grupos musculares que el running, lo que lo convierte en un ejercicio más completo.  

Por último, el rucking tiene un menor riesgo de lesiones debido a su menor impacto y la ausencia de movimientos de alta velocidad. 

Cómo empezar a ruckear 

Si estás interesado en probar el rucking, es importante comenzar de manera gradual y seguir algunos consejos básicos. Primero, asegúrate de obtener una mochila adecuada que sea resistente y cómoda de llevar.  

Luego, empieza con poco peso y ve aumentando gradualmente a medida que te acostumbras al ejercicio.  

También es importante elegir una distancia y ritmo adecuados, comenzando con distancias cortas y un ritmo cómodo, y aumentando progresivamente según tu nivel de condición física. 

Para comenzar a ruckear, es esencial contar con una mochila diseñada específicamente para esta actividad. Busca una mochila que tenga un buen soporte y sea cómoda de llevar, con correas ajustables para adaptarse a tu cuerpo. Asegúrate de que sea resistente y duradera para soportar el peso adicional. 

Es recomendable comenzar con poco peso en la mochila e ir aumentando gradualmente a medida que te sientas más cómodo y familiarizado con el ejercicio. Comienza con un peso ligero, alrededor del 10% de tu peso corporal, y luego puedes ir aumentando gradualmente hasta llegar al 20% de tu peso corporal o el nivel que te sientas cómodo. 
 
Al elegir la distancia y el ritmo, es importante tener en cuenta tu nivel de condición física actual. Comienza con distancias cortas, como 1 o 2 kilómetros, y ve aumentando progresivamente a medida que te sientas más fuerte y resistente.  

También es importante mantener un ritmo cómodo, no es necesario caminar a un ritmo acelerado. Camina a un ritmo que te permita mantener una conversación sin dificultad. 
 
Es recomendable establecer metas realistas y alcanzables para ti mismo. Puedes comenzar con un objetivo de ruckear una vez por semana y luego aumentar gradualmente la frecuencia a medida que te sientas más cómodo y disfrutes de los beneficios del rucking. 
 
Recuerda escuchar a tu cuerpo y descansar cuando sea necesario. Si sientes dolor o molestias, tómate un descanso y permite que tu cuerpo se recupere. No te exijas más de lo necesario y establece un equilibrio entre el esfuerzo y el descanso. 
 
Además, es importante calentar antes de ruckear y estirar después de la actividad. Realiza ejercicios de calentamiento para preparar tus músculos y articulaciones antes de comenzar a caminar. Después de ruckear, realiza ejercicios de estiramiento para ayudar a relajar los músculos y prevenir lesiones. 

Consejos para ruckear de forma segura 

Consejos para ruckear de forma segura 

Para ruckear de forma segura, es fundamental mantener una postura adecuada durante el ejercicio. Mantén la espalda recta y los hombros relajados mientras caminas. Asegúrate de ajustar la mochila correctamente para que esté bien ajustada y no se mueva mientras caminas.  

Además, es importante escuchar a tu cuerpo y descansar si sientes dolor o molestias. No te exijas más de lo necesario y presta atención a las señales que te envía tu cuerpo. 

Combinando el rucking con otros ejercicios 

El rucking se puede combinar con otros ejercicios para obtener beneficios adicionales. Por ejemplo, puedes realizar ejercicios de fuerza con la mochila puesta, como sentadillas o zancadas, para trabajar aún más los músculos de las piernas.  

También puedes realizar estiramientos o ejercicios de flexibilidad después de ruckear para mejorar la movilidad y prevenir lesiones. 

Rutas populares para ruckear 

Rutas populares para ruckear 

El rucking se puede realizar en diferentes entornos, desde parques y senderos naturales hasta áreas urbanas. Algunas rutas populares para ruckear incluyen parques nacionales, playas, montañas y áreas urbanas con calles adoquinadas. Explora tu entorno y descubre nuevas rutas para ruckear. 

Equipamiento necesario para ruckear 

 Además de una mochila adecuada, es recomendable contar con calzado cómodo y resistente, ropa transpirable y una botella de agua para mantenerse hidratado durante la actividad. Estos elementos te ayudarán a disfrutar de una experiencia de rucking más cómoda y segura. 

El rucking como actividad social 

El rucking como actividad social 

El rucking también puede ser una actividad social, ya que se puede realizar en grupo. Puedes unirte a clubes de rucking o crear tu propio grupo de amigos para hacerlo juntos, lo que añade un componente social al ejercicio. Compartir la experiencia con otros ruckers puede ser motivador y divertido. 

El rucking ofrece una alternativa interesante al running, con beneficios adicionales como menor impacto en las articulaciones, mayor participación muscular y menor riesgo de lesiones. Si estás buscando una nueva forma de hacer ejercicio, el rucking puede ser una excelente opción para mejorar tu condición física y disfrutar del aire libre. ¡Anímate a probarlo y descubre los beneficios de esta nueva tendencia en el mundo del fitness! 

Dariana Echeto
Dariana Echeto
¿Definirme en pocas palabras? ¡Es complicado para una periodista! Tengo 31 años de edad y más de 5 años en el maravilloso ejercicio de la redacción. Soy una persona proactiva, organizada y responsable, con buenas relaciones interpersonales. Siempre tengo la mejor disposición para la realización de mis actividades personales, labores y el cumplimiento del horario. Amo los retos y los desafíos porque me han hecho crecer como persona y como profesional. Tengo muchas cosas que contarte, puedes leerme en vida.es.

Artículos similares