sábado, junio 22, 2024

Los peligros de beber agua demasiado fría cuando hace calor

El agua es esencial para mantenernos hidratados y saludables, especialmente en climas calurosos donde la deshidratación es un riesgo constante. Sin embargo, beber agua extremadamente fría en momentos de calor intenso puede tener efectos negativos en nuestro cuerpo.

Aunque pueda resultar refrescante y tentador, el consumo excesivo de agua fría puede desencadenar una serie de problemas de salud que debemos tener en cuenta.

1
Impacto en el sistema digestivo: consecuencias de consumir agua fría en exceso

Beber agua fría en grandes cantidades puede afectar negativamente al sistema digestivo. El agua fría puede ralentizar la digestión y la absorción de nutrientes, lo que puede provocar malestar estomacal, calambres e incluso indigestión.

Además, el choque térmico causado por el contraste entre la temperatura interna del cuerpo y el agua fría puede causar espasmos en el tracto gastrointestinal, lo que puede resultar en molestias y problemas digestivos.

Por lo tanto, es importante moderar el consumo de agua fría y optar por una temperatura más templada para mantener la salud de nuestro sistema digestivo.   

Espalda
Dariana Echeto
Dariana Echeto
¿Definirme en pocas palabras? ¡Es complicado para una periodista! Tengo 31 años de edad y más de 5 años en el maravilloso ejercicio de la redacción. Soy una persona proactiva, organizada y responsable, con buenas relaciones interpersonales. Siempre tengo la mejor disposición para la realización de mis actividades personales, labores y el cumplimiento del horario. Amo los retos y los desafíos porque me han hecho crecer como persona y como profesional. Tengo muchas cosas que contarte, puedes leerme en vida.es.

Artículos similares