martes, octubre 4, 2022

¿Perro vomitando amarillo? Vea las posibles causas

Al igual que ocurre con los humanos, el vómito canino nunca es un fin en sí mismo, es decir: siempre muestra que hay algo que ocurre en el organismo del animal. Cada tipo y color de vómito suele apuntar a un motivo diferente y, además de la espuma blanca, el amarillo suele ser bastante común.

¿Qué puede significar que el perro vomite amarillo?

Aunque puede ser una experiencia preocupante, el hecho de encontrar a su perro vomitando o con vómitos amarillos no es suficiente para determinar si el problema es grave o no. Esta coloración en el vómito representa, la mayoría de las veces, la eliminación de la bilis, que puede estar ocurriendo por varias razones.

¿El vómito amarillo del perro puede venir acompañado de otros síntomas que deban llamar la atención de los guardianes?

El vómito por sí mismo ya representa una señal de alarma, independientemente de su coloración. Existe un factor agravante cuando el perro expulsa la bilis, ya que esta sustancia es producida por el hígado para facilitar la digestión. Siempre hay que investigar con el veterinario la causa de estos vómitos, que pueden ser desde un ayuno prolongado hasta enfermedades más graves que imposibilitan la adecuada digestión o que quitan el apetito a la mascota.

Mi perro vomita amarillo y se niega a comer, ¿qué hacer en este caso?

De hecho, una de las causas más comunes del vómito amarillo de los perros es precisamente el exceso de tiempo que el animal pasa sin comer o, entonces, la ingestión de alimentos que no está acostumbrado a comer, por ejemplo. En caso de que los vómitos persistan o vengan acompañados de otros síntomas como la anorexia (cuando el perro no quiere comer), se debe buscar al médico veterinario de su confianza para la administración de medicación que puede ser, incluso, intravenosa, y para la investigación del motivo de esos vómitos.

¿Cómo se tratan las causas del vómito amarillo de los perros?

En caso de que este vómito ocurra eventualmente, prestar atención a dar el alimento indicado por el veterinario en la cantidad adecuada y no permitir que el animal haga la ingestión de alimentos humanos, objetos, tierra y arena. Si los vómitos se vuelven frecuentes, acuda inmediatamente al veterinario para que trate los problemas gástricos lo antes posible.

Recuérdalo siempre. Los vómitos no son habituales y no pueden convertirse en algo ordinario, ni en perros ni en gatos. Si la mascota vomita, no importa la coloración: hay que avisar al veterinario para que juzgue si es necesario un chequeo o una investigación más avanzada mediante ultrasonografía o incluso una endoscopia diagnóstica.

¿Hay alguna forma de evitar los casos de vómito amarillo del perro?

Si el motivo de esos vómitos amarillentos es una mala alimentación o el manejo inadecuado de ella (la prolongación del ayuno o la comida casera rica en grasa, por ejemplo), basta con informarse con el veterinario sobre la mejor dieta que se alíe con la rutina de los habitantes de la casa. Ahora bien, si el alimento que se ofrece es de calidad y la manipulación se hace correctamente, estos vómitos pueden ser síntomas de alguna patología que hay que investigar. Recuerda que el vómito no es un diagnóstico, es un síntoma.

Lupe Buendía
Soy Lupe. Como mi apellido, procuro tener un Buendía siempre, así que entre noticias, artículos y escritos es como paso mi mañana. Me ha gustado escribir desde siempre y he estudiado periodismo. Estudiante de marketing de contenidos y amante de la actualidad.

Artículos similares