martes, diciembre 6, 2022

Autofobia: qué es, causas, síntomas, tratamiento del miedo a la soledad

La autofobia es un trastorno mental asociado con un sentimiento de miedo irracional a estar solo. Un enfermo de pánico tiene miedo de quedarse solo, no puede funcionar sin alguien a su lado. En casos extremos, incluso en una multitud, puede sentirse abandonado a su suerte y sentir un miedo paralizante a las cosas malas de las que nadie puede protegerlo. La autofobia requiere tratamiento, y en la mayoría de los casos produce resultados positivos. Descubre todo lo que debes saber sobre la autofobia, así que quédate y disfruta del contenido que tengo para ti a continuación:

Autofobia – ¿Qué es?

Las fobias son trastornos mentales que nos provocan miedo o temor. El nombre de la fobia depende del factor que es su origen. Autofobia significa literalmente miedo a uno mismo. Sin embargo, este no es un término muy preciso. La autofobia se puede caracterizar mejor como un miedo a la soledad, un miedo a sentirse solo y a las cosas malas que pueden pasar cuando estamos solos. Las personas con este tipo de fobia entran en pánico en situaciones específicas, lo que puede dificultar su funcionamiento diario.

La autofobia provoca un miedo pánico ante determinadas situaciones (en este caso, a quedarse solo), por lo que se clasifica en un grupo de fobias conocidas como fobias específicas. Estos son los trastornos mentales más comunes que ocurren en los humanos. Otros nombres para la autofobia son monofobia, isolofobia y eremofobia.

Causas de la Autofobia

No está claro qué puede desencadenar los diferentes tipos de fobias. Cada uno de ellos tiene un carácter individual y puede tener un fondo ligeramente diferente. Sin embargo, se puede generalizar que la autofobia es más a menudo el resultado de algunos eventos de la infancia o la adolescencia relacionados con la pérdida de seres queridos. Los años de la juventud tienen el mayor impacto en nuestra vida posterior, y las experiencias que ganas luego nos afectan fuertemente y determinan nuestra psique.

La autofobia puede ser causada por una confrontación con la muerte de un ser querido, malos recuerdos de divorcio o una ruptura de lazos con alguien que era importante para nosotros. La autofobia también puede ser una consecuencia de la depresión y también puede manifestarse en la enfermedad límite.

Síntomas de la Autofobia

La autofobia no debe confundirse con una sensación de soledad. Cada uno de nosotros puede sentirse solo a veces. Entonces tienes la necesidad de asociarte con otras personas, estar en compañía, hablar o incluso estar a nuestro lado. Sin embargo, estos no son síntomas de autofobia. Sin embargo, si experimentas ese estado cada vez más a menudo, vale la pena echarle un vistazo más de cerca, porque estos pueden ser signos de cambios en nuestra psique que pueden conducir a la enfermedad.

La autofobia se manifiesta principalmente con un miedo enorme, incluso difícil de describir, a estar solo. Vale la pena enfatizar que la soledad no siempre se toma literalmente. A veces puedes sentirte solos en compañía de otras personas porque, por ejemplo, tienes la impresión de que estas personas no son amables contigo y no te sentiras seguros con ellas. Una persona que sufre de monofobia puede sentirse incómoda entre extraños.

La autofobia no solo da síntomas mentales sino también físicos. ¿Qué síntomas deben despertar nuestra vigilancia?

Síntomas físicos de la autofobia

  • Desmayo
  • Mareos
  • Sensación de boca seca
  • Entumecimiento de las extremidades
  • Temblores musculares
  • Sofocos
  • Sudoración excesiva
  • Palpitaciones
  • Vómitos
  • Náuseas
  • Diarrea

Síntomas psicológicos de la autofobia

  • El miedo a que algo malo suceda cuando estas solos, como el miedo a desmayarse;
  • El miedo abrumador de estar solo en la habitación
  • La sensación de que es necesario huir de donde estas solo a donde tendrás compañía
  • Miedo a la muerte
  • Miedo de que personas no deseadas, por ejemplo, un ladrón, puedan venir al lugar donde estas
  • Dificultad para pensar lógicamente y tener control sobre sus propios pensamientos en una situación dada: solo hay un pensamiento relacionado con el miedo en su cabeza, lo que lo hace aún más difícil
  • En casos extremos, pueden ocurrir pensamientos suicidas.

Las personas con autofobia buscan compañía a toda costa. Necesitan que alguien esté con ellos. A veces no basta con que, por ejemplo, haya otra persona en el apartamento que esté en otra habitación. El enfermo necesita a alguien que esté físicamente a su lado. No importa quién será. Si tan solo no estuviera solo.

Tratamiento de Autofobia

El tratamiento de la autofobia requiere, en primer lugar, trabajar con un psicoterapeuta sobre experiencias pasadas que pueden ser la causa de la enfermedad. Una persona que sufre de autofobia debe aprender a controlar sus pensamientos cuando se paraliza por el miedo a quedarse solo en algún lugar y cambiar su forma de pensar. De hecho, el autofóbico debe volver a aprender el funcionamiento social.

Apoyo de familiares

Sus familiares juegan un papel importante en el proceso de tratamiento. Es de ellos de quienes el enfermo debe obtener el mayor apoyo, debe sentirse seguro y saber que puede contar con ellos. La familia y los amigos deben tener paciencia, ya que la recuperación de la autofobia no sucederá de la noche a la mañana. Es importante que siempre haya alguien con una persona enferma que le haga compañía y le ayude a domar sus miedos a estar solo.

Psicoterapia

En el tratamiento de la autofobia, la psicoterapia en el enfoque cognitivo-conductual (TCC) es la más utilizada. Esta forma se considera una de las terapias más eficaces en el tratamiento de los trastornos de ansiedad. Así lo confirman numerosos estudios científicos. La tarea de la terapia CBT es cambiar el pensamiento del paciente y reemplazar los pensamientos negativos que tienen un mal efecto sobre él por aquellos que le servirán y tendrán un impacto positivo en su vida y salud. A menudo, la psicoterapia da los resultados esperados sin necesidad de utilizar agentes farmacológicos. Sin embargo, si las reuniones con un especialista por sí solas no ayudan, pueden decidir comenzar a usar medicamentos para ayudar al tratamiento.

Agentes farmacológicos

Los fármacos utilizados para tratar la autofobia suelen ser sustancias como la sertralina, el escitalopram, la paroxetina o la fluoxetina . Algunas personas también están tomando bloqueadores beta. Su tarea es normalizar la frecuencia cardíaca. Gracias a esto, es posible minimizar la aparición de síntomas físicos, cuya aparición a veces enloquece al enfermo y le provoca miedo. Al inhibir, por ejemplo, las palpitaciones del corazón o la respiración acelerada, puedes evitar el efecto espiral y los ataques de miedo.

La autofobia es una enfermedad que se puede curar si el paciente asiste regularmente a terapia y aprende una nueva forma de pensar en situaciones que antes le han causado pánico.

Miguel Pérez G.
Cartagenero, entrado en los 40 y apasionado como un niño de las letras. Estudié filología hispánica en Murcia y he trabajado con múltiples clientes elaborando sus artículos. Especializado en psicología y en salud, dos temas en los que me siento cómodo escribiendo y ayudando a la gente.

Artículos similares