viernes, enero 27, 2023

Consejos para salvar una relación de pareja

En toda relación hay una crisis, pero ¿qué hacer cuando el amor está realmente a punto de terminar? Consejos para salvar una relación de pareja.

Motivos de los pensamientos de separación en una relación

Motivos de los pensamientos de separación en una relación

Debido a que cada socio y cada asociación es muy individual, no existe una respuesta universal a la pregunta de cuándo se puede salvar una relación de pareja. No siempre tienes que perderte todo con cada discusión o cada duda sobre la relación, y tampoco siempre tiene sentido querer desesperadamente aferrarse al amor.

Puede haber varias razones por las que una relación se desequilibra y no todo conflicto tiene que significar el final del amor. Sin embargo, muchas situaciones y señales en la relación son clásicas para que surjan pensamientos de separación:

  • No más sexo: La frecuencia con la que tienes sexo en una relación no tiene que proporcionar ninguna información sobre la calidad de la relación. Pero si no hay intimidad física en absoluto, esto puede ser una señal de advertencia que la relación ya no funciona correctamente. Porque la distancia física es muchas veces consecuencia de la alienación emocional.
  • Falta o mala comunicación: Si no tienen nada más que decirse o se comunican completamente más allá del otro, entonces falta uno de los pilares básicos de una relación sana. Si los socios no hablan abiertamente sobre sus deseos y necesidades, pueden surgir malentendidos rápidamente y algunos se sienten heridos o no entendidos adecuadamente.
  • El interés mutuo disminuye: Los anteojos de color rosa desaparecen y comienzas a ver a tu pareja por lo que realmente es. La vida cotidiana y las rutinas comunes pueden hacer que los sentimientos iniciales de enamoramiento disminuyan: ahora conoces a la otra persona tan bien que no hay nada nuevo que descubrir sobre ella. Por cierto, según las estadísticas, la mayoría de las parejas llegan al punto más crítico de su relación después de tan solo un año, pues es cuando se producen la mayoría de las separaciones.
  • Discusiones constantes: A menudo, son solo cosas pequeñas, pequeñas fricciones en la vida cotidiana, las que tienen potencial para el conflicto. O hay temas recurrentes que encienden discusiones importantes en la relación. Las conversaciones pueden escalar rápidamente si los socios no están dispuestos a comprometerse o no muestran comprensión por la otra parte. Básicamente, las peleas son algo completamente normal y también parte de toda relación feliz. Sin embargo, si ambas partes nunca aprendieron a discutir correctamente o no están dispuestas a volver a acercarse después de la discusión, esto es un peligro para la relación.
  • Juegos de poder: La relación puede ponerse a prueba cuando pequeños juegos de poder determinan la vida cotidiana: todos quieren tener la razón, los celos y el resentimiento se interponen en el camino del amor y el afecto verdaderos. Si ya no puede envidiar a su pareja y verlo como un competidor, eso también puede ser un signo de una relación tóxica.

Dariana Echeto
¿Definirme en pocas palabras? ¡Es complicado para una periodista! Tengo 31 años de edad y más de 5 años en el maravilloso ejercicio de la redacción. Soy una persona proactiva, organizada y responsable, con buenas relaciones interpersonales. Siempre tengo la mejor disposición para la realización de mis actividades personales, labores y el cumplimiento del horario. Amo los retos y los desafíos porque me han hecho crecer como persona y como profesional. Tengo muchas cosas que contarte, puedes leerme en vida.es.

Artículos similares