sábado, abril 13, 2024

Cómo tu perro puede formar parte de tu boda

¿Cómo se puede integrar un perro en la boda? El mejor amigo del hombre puede desempeñar una función honorable en la ceremonia de la boda o simplemente estar presente como parte de la compañía. Por supuesto, un atuendo bonito no debe faltar para este gran día. Sin embargo, hay algunas cosas a tener en cuenta si quieres celebrar tu boda con un perro.

El papel del perro

El papel del perro

Un perro puede desempeñar diferentes roles en una boda. Estos dependen, entre otras cosas, del carácter del animal. Si es más bien reservado o incluso ansioso, es mejor que no lo involucres en la ceremonia en sí.

En cambio, debes confiar a tu amado a alguien que lo cuide bien durante los votos. Puede ser un invitado o una persona que contrates para esta tarea. Si tu perro está más alerta y tiene la mente abierta, no hay nada de malo en simplemente llevarlo contigo de camino al altar o al registrador.

El requisito previo para esto es, por supuesto, que esté bien educado y camine al pie de la letra. No debería perturbar ni estropear la ceremonia. Puedes darle a tu perro un papel especial si es muy enseñable: el de portador de anillos.

Hay varias formas en las que tu amigo de cuatro patas puede traerte los anillos. Por ejemplo, hay cestas pequeñas para comprar, cuya asa tiene en la boca, pero también bolsas o almohadas que se atan a la espalda. En cualquier caso, un perro como portador de anillos llama la atención y hace que tu boda con un perro sea inolvidable.

Dariana Echeto
Dariana Echeto
¿Definirme en pocas palabras? ¡Es complicado para una periodista! Tengo 31 años de edad y más de 5 años en el maravilloso ejercicio de la redacción. Soy una persona proactiva, organizada y responsable, con buenas relaciones interpersonales. Siempre tengo la mejor disposición para la realización de mis actividades personales, labores y el cumplimiento del horario. Amo los retos y los desafíos porque me han hecho crecer como persona y como profesional. Tengo muchas cosas que contarte, puedes leerme en vida.es.

Artículos similares