viernes, marzo 1, 2024

Dormir en verano: 9 consejos para mejorar tu sueño

El insomnio es uno de los problemas más comunes que se presentan durante los meses de verano, cuando los patrones más regulares de sueño se ven interrumpidos por el calor, las persianas con calefacción y los picos de luz extra durante el amanecer. Si tú también has tenido problemas para dormir durante esta temporada, hay una serie de consejos que pueden ayudarte a mejorar la calidad de tu sueño.

CREAR UNA RUTINA

CREAR UNA RUTINA

Durante el verano, muchas personas tienen vacaciones o se encuentran en sus horarios de trabajo más flexibles. Esto, combinado con horarios más largos, puede hacer que la rutina de sueño se vuelva inestable. Por eso es importante, mantener una rutina sólida, incluso si tu horario varía de vez en cuando. Intenta no acostarte más de 2 horas de lo que solías hacerlo. Esto limité el exceso de sueño durante el día, en lugar de la noche.

Los cambios en las horas de luz también pueden afectar tu ciclo de sueño, especialmente cuando se acerca el verano. Por lo tanto, es posible que tengas que levantarte y acostarte a tiempo. Esto ayuda a establecer el ritmo circadiano, básicamente tu horario de sueño interno. Esto es especialmente útil si tienes problemas para conciliar el sueño.

RESPONDER A LOS ESTÍMULOS INTERNOS Y EXTERNOS

El sueño se controla principalmente por un reloj interno o algo llamado reloj biológico. El ritmo circadiano nos dice cuándo tenemos que estar despiertos o durmiendo, en función de los cambios en la oscuridad y en la luz natural. En el verano, en el hemisferio norte, hay más luz durante más horas durante el día. Estimula al cuerpo de maneras diferentes y puede ayudarte a conciliar el sueño.

Durante el día, exponerse a la luz natural sin protección durante largos periodos de tiempo puede afectar el sueño. Acciones como usar gafas de sol para bloquear la luz del sol y usar estores en lugar de cortinas para oscurecer tu habitación contribuyen de manera significativa a corregir los patrones de sueño. Si es posible, evita los dispositivos electrónicos durante los periodos de descanso. Estos estimulan los niveles de cortisol, lo que dificulta el sueño.

RELAX PARA MEJORAR EL SUEÑO

RELAX PARA MEJORAR EL SUEÑO

Cuando se quiere un buen sueño, es importante relajarse antes de acostarse. Hay una serie de técnicas de relajación que pueden ayudar a mejorar la calidad del sueño. Los masajes, la respiración profunda y la medicina alternativa son sólo algunas de las formas para relajarse y relajar tu cuerpo.

El yoga también es una excelente forma de relajación, y hay diferentes poses para ayudar con la calidad del sueño. Las poses relajantes ayudan a relajar los músculos y ablandar la mente. Estas poses también ayudan, a mejorar el flujo de sangre, lo que contribuye a un mejor descanso.

ELIMINAR LAS PREOCUPACIONES

A veces es difícil desconectar tu mente de los problemas que puedes tener en tu vida y el calor del verano no ayuda algunas veces. Estas preocupaciones pueden ser lo suficientemente poderosas como para mantenerte despierto. Lo que debes hacer es, identificar tus preocupaciones y tratar de solucionarlas antes de acostarse. Si no puedes solucionar el problema, entonces intenta organizar tus pensamientos y hablar con alguien.

También debes tratar de controlar tu respuesta emocional a la preocupación. Esto se puede lograr, hablando con un miembro de la familia, un amigo o un terapeuta. Estas conversaciones ayudan a establecer un contexto exterior más adecuado para abordar los problemas.

DESCANSAR CONTINUAMENTE

DESCANSAR CONTINUAMENTE

Durante el verano hay más calor, lo que a veces puede interrumpir el sueño. Hay algunas medidas que puedes tomar para reducir el calor en tu habitación y mejorar la calidad del sueño. Estas incluyen abrir las ventanas y usar un ventilador, que pueden reducir el calor y mejorar el flujo de aire.

También es importante mantener la higiene del sueño. Intenta dormir en la misma cama y despertarte al mismo tiempo todos los días. Esto ayudará a establecer un patrón, que ayudará a tu cuerpo a identificar cuándo debería descansar.

VERANO: LA IMPORTANCIA DEL EJERCICIO

El ejercicio es vital para un buen sueño. El ejercicio nos hace más cansados, lo que ayuda a conciliar el sueño. Esto funciona mejor si el ejercicio se lleva a cabo al aire libre, lo que permite aprovechar la luz natural. Ejercicios como los ejercicios aeróbicos y la natación son buenas formas de reducir el estrés durante el verano.

También es importante verificar los malos hábitos de sueño. Intentar evitar alimentos y bebidas estimulantes, como el café y la cafeína. Estas pueden afectar el sueño a largo plazo. También es importante evitar el alcohol y el tabaco. Estas sustancias pueden afectar el equilibrio químico de tu cuerpo, lo que puede perjudicar tu descanso.

MIRAR UNA BUENA PELÍCULA PARA RELAJARSE

ELIMINAR LAS PREOCUPACIONES

Ver una buena película antes de acostarse puede ayudar a relajarse y a relajar la mente. Esto puede ayudar a eliminar el estrés y a despejar la mente. Si eres de los que se quedan silbando y rodeando el cerebro antes de acostarse, ver una película ayuda a calmar los estímulos del día. Hay muchas películas increíbles para disfrutar en el momento de conciliar el sueño, y hay una gran variedad para elegir.

También hay muchos programas y podcast increíbles para escuchar antes de acostarse. Busca un tema que te interesa para relajarte antes de dormir. Esto puede ayudar a calmar los estímulos de la mente y a mejorar la calidad del sueño. Si no hay películas que le interesen, intente escuchar historias o informes de estadísticas para relajarse.

LA IMPORTANCIA DE LAS HORAS DE SUEÑO

Todos tenemos diferentes cantidades de horas de sueño necesarias para sentirse bien por el día. Una hora de sueño más durante la noche puede mejorar la calidad de tu día. Esto significa una buena calidad del sueño y una mayor resistencia a los desafíos diarios. El cuerpo necesita el tiempo para recuperarse después de un día ocupado de actividades.

Durante el verano, es fácil pasar la cantidad adecuada de tiempo durmiendo. Después de todo, hay más horas de luz solar para aprovechar. Sin embargo, también hay momentos en que hay horas de luz extra, especialmente en el amanecer. Esto significa que, todas esas horas extras de luz pueden actuar como un estímulo para el cuerpo y afectar el descanso nocturno para los que tienen problemas para dormir.

CONCLUSIÓN

Establecer una rutina de sueno Vida.es

Para maximizar la calidad del sueño en verano, hay una serie de cosas que puedes hacer. Estos consejos incluyen desarrollar una rutina de sueño, controlar los estímulos e inhibitorios internos y externos del ritmo circadiano, relajarse antes de acostarse, eliminar las preocupaciones, descansar continuamente, hacer ejercicio regularmente y ver una buena película para relajarse.

Los problemas de sueño son más comunes durante el verano debido a los cambios en el patrón de luz. Sin embargo, hay muchas formas en que puedes mejorar la calidad de tu sueño siguiendo estos consejos. Esto ayudará, a mejorar la calidad de tu día con energía y creatividad.

Diego Disese
Diego Disese
Apasionado por la gráfica y la comunicación. Trato de explorar el por qué, el para qué, el dónde, el quién y el cómo de los hechos, ya que es un compromiso con la verdad. Y la verdad lo es todo.

Artículos similares