martes, mayo 21, 2024

TDAH en niños y adultos: 8 estrategias para una vida con déficit de atención con hiperactividad

El Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) es un trastorno neurobiológico de comienzo temprano, que se caracteriza por un patrón persistente de inatención e hiperactividad y puede afectar la estabilidad y el éxito tanto en niños como en adultos. Por suerte, hay estrategias y técnicas que pueden ayudar a las personas con TDAH a llevar vidas exitosas. En este artículo se abordan diversos aspectos del TDAH y se detallan estrategias que los niños y adultos con TDAH pueden adoptar para alcanzar el éxito.

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) se describe como un trastorno neurobiológico de inicio temprano, que se caracteriza por un patrón persistente de inatención e hiperactividad. Los síntomas del TDAH se desarrollan a la edad de 12 años y varían de leves a graves. Aunque el diagnóstico de TDAH es común entre los niños, también se diagnostica en adultos.

TDAH en niños

TDAH en Niños

El TDAH en niños se caracteriza por tener una baja tolerancia a los fracasos, así como por la falta de iniciativa, responsabilidad y autodisciplina. Los niños con TDAH a menudo se distraen con facilidad, tienen problemas para mantener su atención en una sola actividad y pueden ser excesivamente solo activos. Estos niños también pueden tener problemas para reconocer sus errores y mostrar problemas de autocontrol.

Los padres pueden ayudar a sus hijos a sobrellevar los síntomas del TDAH mediante la colaboración con profesionales de la salud para obtener un diagnóstico adecuado y encapsuladas estrategias para el tratamiento del TDAH. Algunos de los tratamientos se centran en medicamentos recetados por un médico para el TDAH, así como en la terapia de comportamiento, tanto en la oficina del médico como en el hogar.

Evaluación y diagnóstico

La evaluación de un niño con sospechas de TDAH comienza con un examen físico completo para descartar cualquier otra condición médica que pudiera estar causando los síntomas. Después de eso, un profesional de la salud le realizará preguntas sobre el comportamiento del niño, los hábitos de descanso, la alimentación y la capacidad para realizar actividades académicas u otras tareas. Un profesional de la salud debidamente descrito también tendrá la oportunidad de hablar con los maestros y con otros profesionales que conocen al niño. Esta información ayuda al profesional de la salud a formar una impresión acerca del diagnóstico y el manejo de los síntomas del TDAH.

La estimulación cognitiva es una herramienta importante para que los niños con TDAH mejoren su atención y se enfoquen en tareas académicas y en otras actividades. Esta herramienta incluye actividades diseñadas para mejorar la memoria, la comprensión, la toma de decisiones y la ejecución del pensamiento crítico. La estimulación cognitiva también se utiliza para mejorar la productividad, la motivación y el ritmo de rendimiento.

El ejercicio

El ejercicio

El ejercicio físico está altamente recomendado para los niños con TDAH porque aumenta la energía y ayuda a los niños a concentrarse en tareas por periodos más prolongados. También aumenta el nivel de dopamina y serotonina en el cerebro, lo que ayuda a que el niño alcance un mayor estado de calma y bienestar. Un estudio reciente demostró que los niños con TDAH que están físicamente activos experimentan mejoras significativas en la toma de decisiones y en el control de sus impulsos.

Las actividades como la gestión del tiempo y la planificación son difíciles de dominar para los niños con TDAH. Para ayudarles, los padres y maestros pueden hablar con el niño, animarle a usar calendarios para organizar las tareas y ayudarle a crear y completar planes de trabajo. Los calendarios también se pueden utilizar para planificar horarios de descanso, reuniones con maestros o unirse a los equipos deportivos.

Rutinas establecidas

Ayudar a los niños a crear un horario de trabajo consistente y establecer metas realistas puede ser una herramienta útil para reducir la ansiedad y la frustración. Establecer restricciones de tiempo y horarios programados para detener la tarea sin sobrecargar a los niños también es importante para ayudarles a dividir su tiempo y evitar el agotamiento. Además, el establecimiento de rutinas encoraja a los niños a ser responsables y autodisciplinados.

Los niños con TDAH a menudo tienen problemas para seguir el currículo escolar establecido, así que los padres y los maestros tienen que trabajar juntos para ayudar al niño a lograr el éxito. Algunos de los recursos disponibles son tutorías escolares, aulas de apoyo, ayuda personalizada y programas de motivación. Estas pueden ser aulas de apoyo en la escuela, asesoramiento en clase o tutorías. Los profesionales de la salud también están disponibles para proporcionar orientación.

Medicación

Medicación

Un médico generalmente recetará medicamentos para tratar los síntomas del TDAH en niños. Los medicamentos se han probado para mejorar el enfoque, la impulsividad, la memoria, la toma de decisiones y el control de los impulsos en niños con TDAH. Los medicamentos más comunes para el tratamiento son los estimulantes y los no-estimulantes. Los estimulantes se recomiendan para tratar la inatención, la impulsividad y la hiperactividad. Los no estimulantes son más adecuados para tratar la inatención, la impulsividad y los problemas de correspondencia a la tarea.

La terapia de comportamiento se recomienda ampliamente para el tratamiento del TDAH. Esta terapia implica un aprendizaje más profundo de los síntomas del TDAH, así como la formación de nuevas habilidades para manejar el comportamiento y las situaciones diarias con éxito. Los terapeutas también trabajan para desarrollar técnicas para mejorar el autocontrol y la comunicación. Estas habilidades se pueden llevar a la práctica en casa, en la escuela y en la vida diaria.

Terapia Familiar y de Apoyo

Los niños con TDAH tienen la tendencia a reunirse con sus familiares para hablar sobre sus preocupaciones, tener conflictos emocionales y luchar con sus síntomas del TDAH. La terapia familiar y el apoyo pueden ayudar a los niños con TDAH a entender mejor sus síntomas y aprender a sobrellevarlos de manera efectiva. La terapia familiar puede ayudar a los padres y a los niños a trabajar juntos para identificar los desencadenantes de los comportamientos problemáticos y para ayudar al niño a desarrollar nuevas habilidades para manejar estas situaciones.

Los adultos con TDAH a menudo viven con el sentimiento de no poder cumplir con sus responsabilidades y de tener problemas para organizar su vida. Las estrategias utilizadas para tratar el TDAH en niños, como el uso de medicamentos y la terapia de comportamiento, también se utilizan para tratar el TDAH en adultos. Además de esto, los adultos con TDAH también deberían trabajar con los profesionales de la salud y los asesores para desarrollar habilidades de gestión del tiempo y aptitudes para enfrentar los desafíos en el trabajo y en la vida.

Auto-monitorización

Auto-monitorización

La auto-monitoreo es una herramienta eficaz para los adultos con TDAH. Esta herramienta ayuda a los adultos con TDAH a identificar su comportamiento y a entender cómo pueden cambiarlo para lograr resultados eficaces. Tiene como objetivo ayudar a los adultos con TDAH a identificar estrategias adecuadas para mantener el enfoque, la atención y el control del comportamiento.

Los adultos con TDAH también deben buscar ayuda profesional si están experimentando síntomas de depresión, ansiedad o trastornos relacionados con la salud mental. Esto les ayudará a mantener el equilibrio emocional y a conseguir el apoyo necesario para manejar los desafíos de la vida cotidiana.

El TDAH a menudo causa problemas de organización en los adultos, lo que puede resultar en problemas financieros, en relaciones personales perdidas e incluso en problemas laborales. Por eso, es importante que los adultos con TDAH desarrollen habilidades para la organización, como la creación de listas de tareas, organizando archivos, estableciendo recordatorios y apuntando metas realistas. Estas estrategias pueden ser útiles para mejorar la organización y mantener el enfoque en la vida cotidiana.

Las herramientas tecnológicas como la computadora y los teléfonos inteligentes pueden proporcionar ayuda para mejorar la atención y el análisis de las actividades diarias. Estas herramientas ofrecen una variedad de herramientas, como recordadores de actividades, aplicaciones para la productividad, asistentes de voz y otros productos que facilitan el seguimiento de la productividad y la gestión del tiempo.

Conclusión

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) es un trastorno neurobiológico que se presenta con un patrón persistente de inatención e hiperactividad. Los síntomas del TDAH pueden variar de leves a graves y afectar tanto a niños como a adultos. Aunque el trastorno es desafiante, hay estrategias disponibles para ayudar en el tratamiento. Estas estrategias incluyen el uso de medicamentos recetados para el TDAH, la terapia de comportamiento y la estimulación cogitativa, entre otras. Al usar estas estrategias, los niños y adultos con TDAH pueden tener éxito en sus vidas.

Diego Disese
Diego Disese
Apasionado por la gráfica y la comunicación. Trato de explorar el por qué, el para qué, el dónde, el quién y el cómo de los hechos, ya que es un compromiso con la verdad. Y la verdad lo es todo.

Artículos similares