lunes, noviembre 28, 2022

La salud mental en el trabajo y como promoverla

La salud mental en el trabajo está actualmente en el centro de las preocupaciones de todos. Aunque entendemos mucho mejor en qué consiste y el alcance de la mala salud mental, no deja de ser útil recordar algunos puntos fundamentales.

Apoyar la salud mental en el trabajo ya no es una elección sino una necesidad

Las empresas se equivocarían al subestimar la importancia del tema de la salud mental en el lugar de trabajo. Crear soluciones de bienestar para ayudar a sus empleados a prosperar es el primer paso.

De manera similar, los empleados pueden alentar a sus empleadores a que ofrezcan programas de salud mental en el lugar de trabajo.

Es bien sabido que los factores de riesgo relacionados con el trabajo pueden afectar la salud mental. Pero antes de entrar en sugerencias para combatir estos factores, echemos un vistazo a lo que significa exactamente la salud mental.

También veremos cómo dos empresas han mejorado el desempeño de sus empleados desde la implementación de políticas de salud mental.

¿Qué es la salud mental?

La salud mental es un estado de bienestar en el que una persona puede hacer frente a los factores estresantes cotidianos, trabajar productivamente, alcanzar su máximo potencial y contribuir a su comunidad.

Junto con la salud física y el bienestar social, es un componente esencial de la salud en general.

También es importante señalar que la salud mental es más que la ausencia de enfermedad mental. Uno puede tener mala salud mental sin tener una enfermedad, así como es posible tener buena salud mental mientras se sufre de una enfermedad mental.

Creemos que la salud mental y el desempeño humano no son dos objetivos separados, sino dos partes de la misma ecuación. Juntos, permiten que las personas prosperen.

La relación entre cuerpo y mente es un componente esencial de la salud mental. Juntos contribuyen a nuestro equilibrio interno.

Hoy en día, la salud mental de los empleados debe ser una prioridad principal para las empresas que buscan contratar a personas de alto rendimiento.

En resumen, aquí están los cinco puntos importantes en lo que respecta a la salud mental:

  • La salud mental es más que la ausencia de enfermedad mental
  • No hay salud física sin salud mental
  • La salud mental ayuda a combatir el estrés
  • El desempeño humano y la salud mental van de la mano
  • El bienestar en el trabajo debe ser una prioridad

La importancia de abordar la salud mental

Se acabaron los días de no hablar de salud mental. O ella debería serlo. Una buena salud mental es importante porque nos permite afrontar los retos, incluso los buenos, así como los contratiempos en la vida, profesional o personal.

Una buena salud mental nos permite reconocer, expresar y regular nuestras emociones. También nos permite mostrar empatía hacia los demás y tener habilidades cognitivas y sociales básicas.

Una buena salud mental en el trabajo nos ayuda a afrontar los roles y responsabilidades cambiantes. Sin mencionar los desafíos problemáticos. Nos ayuda a prosperar en nuestro rol, manejar el estrés y desarrollar resiliencia. En última instancia, nos permite alcanzar nuestro máximo potencial.

Factores de riesgo relacionados con el trabajo que pueden afectar la salud mental

Varios factores pueden afectar la salud mental de los empleados en el trabajo:

Políticas de salud y seguridad inadecuadas

Las políticas de salud y seguridad en el trabajo tienen como objetivo proteger el bienestar de los empleados, visitantes y clientes. También protegen a los empleadores.

Por ejemplo, una política general puede incluir consultar a los empleados sobre problemas de salud cotidianos o demostrar un compromiso con las condiciones de trabajo seguras. ¿El personal trabaja con materiales peligrosos o equipos en mal estado? ¿Hay demasiada gente en el lugar de trabajo, está mal iluminado, mal ventilado o es insalubre? ¿Son comunes los accidentes de trabajo? ¿Las quejas o inquietudes de los empleados sobre la seguridad no se abordan?

Los lugares de trabajo con políticas de salud y seguridad deficientes pueden afectar la salud mental de los empleados, provocar el desgaste, crear riesgos de demandas o perjudicar la rentabilidad.

Malas prácticas de comunicación y gestión

Las prácticas de gestión y comunicación cortés y atractiva dan testimonio de una buena relación entre los gerentes y los empleados.

Por otro lado, si la comunicación y las prácticas son deficientes, se crean tensiones en la relación, lo que conduce a una mala salud mental y aumenta el estrés en el trabajo.

Bajos niveles de apoyo de los empleados

Los gerentes que no ayudan a romper barreras o compartir recursos con los empleados en realidad pueden contribuir a la saturación y desmotivación de los empleados. Por ejemplo, en lugar de esperar que los empleados se las arreglen con tareas que no entienden completamente, los gerentes deben mostrarles cómo hacer esas tareas y estar disponibles para responder preguntas.

Presión de rendimiento

Esperar que los empleados se desempeñen constantemente al máximo ejerce una presión irrazonable sobre ellos. Esto conduce a una mayor carga de trabajo y horas de trabajo, estrés adicional y agotamiento emocional.

¿Cómo pueden los problemas de salud mental afectar mi trabajo?

Cuando te sientes mental y emocionalmente bien, abordas tu trabajo con buena salud mental. Eres versátil, flexible y resistente. Puedes enfrentar los desafíos. Usted contribuye significativamente a su equipo y prospera en su vida personal y profesional.

Pero cuando luchas con una mala salud mental en el trabajo, incluso si no es nada extremo, las repercusiones negativas afectan tu trabajo de muchas maneras.

Aquí hay cinco consecuencias de la mala salud mental en el trabajo

  • Compromiso con su trabajo. La mala salud mental conduce a la desmotivación y la falta de concentración. Cuando experimentamos problemas de salud mental, nuestra mente divaga o se detiene en los problemas, lo que puede impedirnos regular nuestros pensamientos y emociones.
  • Productividad y desempeño profesional. El alto rendimiento caracteriza la fortaleza mental en acción. Cuando no nos sentimos bien, se vuelve difícil movilizar las habilidades conductuales que promueven la creatividad y la resiliencia. Sin estas habilidades, no tenemos los recursos psicológicos necesarios para desempeñarnos en nuestro trabajo.
  • Habilidades físicas y funcionamiento diario. Desde la ansiedad social hasta el rendimiento cognitivo y la memoria reducidos, la mala salud mental tiene un impacto significativo en su vida diaria y sus capacidades físicas. Entonces prevalece una sensación de agotamiento.
  • Comunicación. Es difícil comunicarse bien cuando uno no se siente bien emocionalmente. La mala salud mental puede dar lugar a malas interpretaciones o reacciones exageradas a los colegas. Esto puede traducirse en un tono pasivo-agresivo, una mala escucha o una actitud negativa.
  • Mala toma de decisiones. La mala salud mental puede conducir a la falta de control de los impulsos, pensamientos dañinos y mala toma de decisiones. Una mala toma de decisiones puede llevar a faltar a reuniones, llegar tarde, no cumplir con los compromisos o no hacer cumplir las políticas de la empresa.

Formas de promover la salud mental en el trabajo

Para promover el bienestar en el trabajo, es esencial brindar opciones proactivas que ayuden a las personas a mejorar y mantener su salud mental diariamente para ayudarlos a prosperar. En esta sección, veremos algunas opciones proactivas para promover el bienestar mental en el trabajo, como empleador y compañero de trabajo.

  • Como empleador:

El paso más importante que puede tomar un empleador es proporcionar recursos de salud mental y servicios clínicos más amplios a quienes los necesitan.

Es fundamental hacer accesibles los servicios clínicos a los empleados que padecen enfermedades mentales. Sin embargo, la mayoría del personal no requiere atención clínica, solo requiere apoyo en salud mental.

Durante tiempos difíciles, los empleados a menudo necesitan ayuda para hacer frente a los desafíos, manejar el estrés y desarrollar la resiliencia. Es importante desarrollar su aptitud mental general para que sean personas felices y contribuyentes productivas para su equipo.

A continuación se presentan cuatro estrategias que los empleadores pueden usar para promover el bienestar mental en el lugar de trabajo:

Programa de Asistencia al Empleado (EAP). Un EAP es un programa en el lugar de trabajo que generalmente ayuda a los empleados a resolver problemas personales o relacionados con el trabajo que pueden estar afectando su desempeño o bienestar en el trabajo.

Un EAP se ofrece sin cargo a los asociados y puede ayudar con dificultades de relación, eventos traumáticos (p. ej., violencia en el lugar de trabajo), problemas legales, problemas de bienestar social y una variedad de otros problemas.

Los empleados a menudo tienen servicios en línea, por teléfono, video o correo electrónico, o en persona.

Zonas de relax. Los espacios reservados para actividades de relajación permiten a los empleados tomar descansos a mitad del día para relajarse y desestresarse. Es igualmente importante garantizar que los descansos sean culturalmente aceptables y que se utilicen estos espacios. Los líderes y gerentes pueden establecer el tono para esto.

Herramientas de autoevaluación de salud mental disponibles para todos los empleados.Las herramientas de autoevaluación ofrecen cuestionarios y herramientas para evaluar problemas de salud mental.

Estas herramientas no ofrecen un diagnóstico, sino que ayudan a determinar si el empleado podría beneficiarse de una evaluación o recursos adicionales.

Estas herramientas pueden incluir:

  • Una prueba de evaluación de la salud mental.
  • Una lista de verificación y evaluación de los estados de ánimo.
  • Una prueba de equilibrio trabajo/vida
  • Acceso a un cuestionario sobre la situación actual
  • Entrenadores de bienestar mental gratuitos o subvencionados. Los servicios de coaching de entrenadores certificados tienen como objetivo ayudar a los empleados a superar los desafíos y fortalecer su aptitud mental.

Como colaborador

Para promover el bienestar mental en el trabajo, los asociados deben alentar a los empleadores a proporcionar programas de capacitación en salud mental y manejo del estrés que satisfagan sus necesidades e intereses.

Los empleados también deben comprender las políticas de licencia por enfermedad de salud mental en caso de que surja la necesidad.

Aquí hay seis estrategias que los empleados pueden usar para promover el bienestar mental en el trabajo:

Participar en programas y actividades patrocinados por el empleador. Los empleados deben aprovechar los programas de los empleadores para aprender habilidades y obtener el apoyo que necesitan.

Comparte experiencias con otros. Para reducir el estigma en torno a la salud mental, los empleados pueden compartir más de sus propias experiencias con colegas cuando sea relevante. A menos que realmente se sienta seguro, es más una humanidad compartida que una voluntad de entrar en detalles: los colegas no pueden reemplazar a los profesionales de la salud mental.

Practique técnicas de afrontamiento durante la jornada laboral. Para hacer frente a los factores estresantes del trabajo diario, los empleados pueden aplicar habilidades que promuevan una mentalidad, unas relaciones y una imagen de sí mismos más saludables.

Las herramientas de adaptación pueden incluir, entre otras:

  • Respiración profunda
  • Comunicación saludable
  • Priorización y enfoque en una sola tarea a la vez para evitar el desbordamiento
  • Adoptar un diálogo interno positivo
  • Cuídese durante las pausas para el almuerzo.Las pausas diarias para el almuerzo son más que oportunidades para comer, también son el momento perfecto para cuidarse.

El cuidado personal durante las pausas para el almuerzo puede incluir

  • Escuche podcasts motivacionales
  • Meditar
  • Respira profundamente
  • Sal a dar un pequeño paseo al aire libre
  • Usa la técnica EFT (o tapping)
  • Cuida tu salud física. Los empleados pueden promover una buena salud mental cuidando su salud física. Esto implica comer comidas saludables, hacer ejercicio regularmente y dormir lo suficiente.
  • Cultiva las relaciones. Desarrollar conexiones sociales en el trabajo es clave para prevenir el aislamiento social y la soledad relacionada con el trabajo.

¿Por qué las empresas deberían preocuparse por la salud mental?

La mala salud mental y la angustia emocional en el trabajo plantean desafíos para las empresas por varias razones.

La mala salud mental en el trabajo puede conducir a:

Empleados indiferentes

Falta de comunicación

  • Una facturación importante
  • Temas de seguridad
  • Mal desempeño en el trabajo
  • Baja productividad
  • Mala toma de decisiones
  • Una caída en la rentabilidad
Lupe Buendía
Soy Lupe. Como mi apellido, procuro tener un Buendía siempre, así que entre noticias, artículos y escritos es como paso mi mañana. Me ha gustado escribir desde siempre y he estudiado periodismo. Estudiante de marketing de contenidos y amante de la actualidad.

Artículos similares