martes, octubre 4, 2022

Diferentes tipos de Piel en Hombres

¿No sabes cuál es tu tipo de piel? Hoy en día, son más los hombres que se preocupan por los cuidados de la salud y belleza general. Y uno de los elementos que necesitan más cuidados, sin duda, es la piel. Por lo tanto, es muy importante, que puedas diagnosticar cuál es tu tipo de piel.

En los hombres, se manejan 3 tipos de pieles preestablecidas, que serían las pieles grasosas, secas y mixtas. También, otro tipo de piel, cómo las normales, que suele mantenerse en la época de la niñez, y que se va perdiendo, a medida que vamos creciendo.

¿Quieres saber cuál es tu tipo de piel? ¿Qué factores provocan que tengas un tipo de piel u otra? Y ¿Qué cuidados debes llevar? ¡No te preocupes! Porque te ayudaremos a despejar todas tus dudas, porque también, la belleza masculina necesita su espacio, y este es el lugar perfecto. Sin más preámbulo, ¡Empecemos!

Tipos de Piel

Ha llegado el momento de hablar de los tipos de piel en los hombres, en este caso vamos a profundizar en 3 tipos de piel, que serán las grasosas, resecas y mixtas. Por lo que, veamos que tipo de piel tenéis ¡Vamos a ello!

Piel Grasosa

Para comenzar, tenemos la piel grasosa. Ciertamente, es el tipo de piel más común en los hombres, ya que la testosterona (Hormona masculina) es una de las principales causas en el origen de este tipo de piel.

La piel grasa, aparece normalmente en los años de la pubertad. ¡Justamente! Durante esta época hay muchos cambios, sobre todo, los del tipo hormonal. Y, precisamente estos cambios, pueden llegar hasta los años de adultez.

Hay que recordar, que nuestra piel produce grasa de manera natural, ya que, será un mecanismo de defensa, para evitar la resequedad de la misma. Sin embargo, cuando esta producción de grasa es excesiva, la piel comienza a notarse bastante humedad y brillante.

¿Por qué ocurre esto?

¡Buena pregunta! En nuestra piel, tenemos unas amigas llamadas “Glándulas Sebáceas”, que se encargan de lubricar la piel mediante la producción de el “Sebo”. Por lo que, cuando hay una sobreproducción de el sebo, este mismo se desborda por toda la piel, provocando que todos los poros se dilaten, y lleguen a producir más grasa de lo normal ¿Entendido?Ahora bien, hay algunos factores, que pueden contribuir a esa producción excesiva de grasa, como la testosterona en los hombres, conforme te habíamos mencionado antes, no obstante, hay otros causantes, cómo, por ejemplo:

  • Mala Alimentación.
  • Genética.
  • Consumo de Tabaco.
  • Piel muy Reseca.
  • Mala Limpieza Facial.
  • Estrés.
  • Intoxicación por Exceso de Productos.

Este tipo de piel, es muy propensa a sufrir de granos y espinillas, indudablemente, un gran problema, que casi todo hombre ha sufrido. También, puede generar una sensación de piel sucia, y generar malos olores de forma recurrente.

Si bien, la piel grasosa nos puede acompañar, durante toda nuestra vida, podéis realizar ciertas acciones, para que los niveles de grasa disminuyen en tu piel. Por ejemplo, podéis limpiar tu piel con jabones desengrasantes, así cómo el uso de cremas hidratantes, y el uso de protector solar, pueden contribuir al control de grasa en tu piel.

Piel Seca

En segundo lugar, tenemos a la piel seca, un tipo de piel, que sería la contraparte de la piel grasosa.

Ya que, en el caso de este último, el principal factor es la sobreproducción de sebo, lo que provoca una piel más grasosa, mientras que la piel seca, se origina por la disminución o ausencia de grasa, que ayuda a humectar y lubricar toda la piel.

En los hombres, este tipo de piel puede aparecer de manera momentánea, sobre todo, por el rasurado constante. Aunque, hay casos donde este tipo de piel se queda para toda la vida, normalmente por cuestiones genéticas. Por otro lado, hay otros factores, que pueden aumentar las posibilidades de tener una piel seca, cómo, por ejemplo:

  • Factores Climáticos.
  • Baños y Duchas Calientes.
  • Uso de Jabones o Productos Abrasivos.
  • Calor Excesivo.
  • Problemas y Afecciones Cutáneas.
  • Rasurado Diario.
  • Poca Humectación de la Piel.

Este tipo de piel, puede generar algunos problemas, sobre todo, en casos donde los niveles de sequedad son muy excesivos. Por ejemplo, en casos extremos, la piel puede agrietarse al punto de crear heridas sangrantes en la piel, lo que puede dar paso a muchas bacterias externas. Mientras que, en caso leves, puede verse una piel con signos de descamación, o problemas de picazón.Si tienes este tipo de piel, lo mejor será utilizar una crema hidratante, para que humecte la piel. También, debéis limitar la exposición al agua por mucho tiempo, además el uso excesivo de jabones o algunos productos, pueden generarte una piel más reseca. No olvides, humectar bien tu piel, después del rasurado.

Piel Mixta

¿Tienes una piel grasosa y seca al mismo tiempo? Siendo así, puede que tu tipo de piel sea mixta ¿Piel mixta? ¡Si! Una combinación entre partes de la piel donde hay una sobreproducción de grasa, y otras donde presenta grandes signos de resequedad.

En los hombres, este tipo de piel es el más común, después de la piel grasosa, y su origen se debe principalmente a factores genéticos, el clima donde la persona se desenvuelve, y otros factores que hemos mencionado antes, en el caso de la piel grasosa y seca.

Una gran evidencia de este tipo piel, se da en vuestra cara, ya que, una piel mixta, se destaca, por presentar un exceso de grasa en la “Zona T”, que abarca toda el área de la nariz, boca y mentón. Mientras que las mejillas y otras zonas, pueden presentar bastante resequedad.

El problema de este tipo de piel, es que, si no tenéis los cuidados necesarios, puedes experimentar los inconvenientes de tener una piel grasosa, cómo la aparición de granos y espinillas, o, por otro lado, una piel muy reseca y con graves de problemas de agrietamiento.

Por último…

En menor medida, los hombres pueden presentar otros tipos de pieles, cómo, por ejemplo, la piel “Normal”, que es una piel que posee un perfecto balance, sin problemas de exceso de grasa, o resequedad. Normalmente, este tipo piel se va perdiendo en la niñez por los hábitos alimenticios, o factores ambientales del entorno.

También, hay pieles que son casi imposibles de identificar, cómo la piel “Sensible”, que es muy susceptible a los productos para la piel, también puede fácilmente convertirse en grasosa o seca, aunque, puedes darte cuenta, si notas las venas o líneas de sangre en tu rostro de manera más acentuada.

¿Ya conocéis tu tipo de piel? ¡Excelente! Recuerda que cada hombre tiene una piel diferente, y que puede cambiar, ya sea por el uso de ciertos productos, medio en el que te desenvuelvas, o por mera genética ¡Hasta la próxima!

Lupe Buendía
Soy Lupe. Como mi apellido, procuro tener un Buendía siempre, así que entre noticias, artículos y escritos es como paso mi mañana. Me ha gustado escribir desde siempre y he estudiado periodismo. Estudiante de marketing de contenidos y amante de la actualidad.

Artículos similares