lunes, noviembre 28, 2022

¿Con qué frecuencia tengo que amamantar al principio para tener un buen comienzo?

Sujeta a tu hijo tan pronto como sea posible después del parto. La supuesta leche inicial que obtiene entonces es exactamente lo que necesita ahora.

Por cierto, eso no es mucho en términos de cantidad. Pero prenderse temprano estimula la producción de leche en la madre.

El contacto físico en estas horas tan emotivas después del parto también crea una cercanía muy especial que ambos disfrutan.

Deja que te ayude

En el hospital de maternidad, insiste activamente en la ayuda de la partera o enfermera al colocar al bebé. Después de eso, descubrirás gradualmente cómo funciona mejor para ti y tu bebé.

Si la cantidad de leche parece baja durante los primeros días, no debes inquietarte. Se necesita tiempo para que la leche fluya libremente. Y un bebé no necesita mucha comida al principio, su estómago es diminuto.

Pídele consejo a tu matrona o especialista en lactancia. Puede ser de gran ayuda en tu caso concreto.

Lo principal es cómodo.

No hay marcas de postura al amamantar. Cualquier posición que sea cómoda para ti y se adapte a tu bebé es la adecuada. Es útil aprender algunas posiciones para amamantar de una partera.

Por lo tanto, siempre puedes variar lo que brinda alivio en caso de endurecimiento del seno o dolor en los pezones. Una almohada de lactancia brinda apoyo adicional; para muchas madres es fundamental.

Todo está bajo control

Cómo sostener a tu bebé: Sostén tu seno entre el pulgar y el índice con una mano; esto se denomina agarre en C. Con la otra mano, guía suavemente a tu bebé hacia tu pecho. Si sus labios no cubren todo el pezón, es mejor volver a colocarlo. Amamante en ambos senos en cada comida si es posible.

El ritmo correcto

¿Está el bebé realmente hambriento otra vez? A menudo toma algunas semanas para que se establezca un ritmo de lactancia. Al principio, amamantar puede tomar hasta 45 minutos, y después de una hora o dos, volverá a tener hambre. No puedes malcriar demasiado a tu bebé durante esta etapa temprana, solo amamanta cuando sea necesario. Mejorarás en reconocer si tiene hambre o grita por otras necesidades con el tiempo.

Amamantar según sea necesario

Una cosa es cierta: no existe una receta mágica para amamantar. En última instancia, cada madre tiene que encontrar el modo de lactancia que mejor se adapte a su hijo. Sin embargo, los expertos ahora están de acuerdo en que la lactancia materna a demanda es la mejor manera de satisfacer las necesidades del bebé. Los pediatras, recomiendan no alimentar a los bebés según un horario rígido. Más bien, la madre debe adaptarse al ritmo del niño y amamantarlo cuando tenga hambre.

Sin embargo, a veces puede ser útil llevar un diario de lactancia para registrar cuándo, por cuánto tiempo y de qué seno amamantó y si el niño estaba bebiendo bien. Por ejemplo, si estás amamantando a mellizos, si tienes dificultades para prosperar o si estás amamantando o extrayéndose leche en el trabajo. Estas notas también son una buena base para las conversaciones con el pediatra.

Bebida para dos

Una cosa que definitivamente debes hacer mientras amamantas es beber, beber, beber. El agua, los jugos de frutas diluidos y los tés de hierbas son adecuados, excepto el té de salvia o menta, que inhiben el flujo de leche.

La mayoría de los tés especiales para la lactancia contienen hinojo, anís y alcaravea. Disfruta de tanto descanso como sea posible mientras amamanta, porque la relajación promueve el flujo de leche.

Miguel Pérez G.
Cartagenero, entrado en los 40 y apasionado como un niño de las letras. Estudié filología hispánica en Murcia y he trabajado con múltiples clientes elaborando sus artículos. Especializado en psicología y en salud, dos temas en los que me siento cómodo escribiendo y ayudando a la gente.

Artículos similares