Inicio Lo más compartido Qué es el delirium, la dolencia que afecta a los mayores

Qué es el delirium, la dolencia que afecta a los mayores

0
Qué es el delirium, la dolencia que afecta a los mayores

El síndrome confusional agudo, también conocido como delirium, afecta al 50 % de las personas de la tercera edad y este se presenta generalmente cuando son sometidas a intervenciones quirúrgicas; sin embargo, se ha podido observar en pacientes que ingresan por tratamiento médico.   

El delirium es una complicación médica que limita en muchos aspectos la independencia del paciente; además, puede complicar cuadros clínicos preexistentes y de hecho, poner en riesgo la vida del individuo que la padece. Es por esta razón que es muy importante observar los factores de riesgo, el diagnóstico, las medidas preventivas y cómo tratar este síndrome.

[nextpage]

¿Qué es el delirium?

salud

El delirium es un síndrome que se caracteriza por alteraciones de las funciones cognitivas, tales como la memoria, orientación, percepción y lenguaje; además de alteraciones de la conciencia y de la atención. 

Los pacientes que lo padecen, tienen una alteración de la percepción; y a la vez, puede sufrir alucinaciones y de delirios. A raíz de esto, los individuos pueden presentar alteraciones del comportamiento, llegando a mostrarse, incluso, agresivos o con miedo.

Esta enfermedad inicia con una desorientación en tiempo y espacio, alteraciones de los patrones de sueño y desarrollando somnolencia diurna. Las crisis suelen ocurrir en horas de la noche, en ambientes con poca actividad y en espacios desconocidos por el paciente.  

    [/nextpage][nextpage] 

Tipos de delirium que existen

Qué es el delirium, la dolencia que afecta a los mayores

El delirium se clasifica en tres tipos según su actividad, por ello se dividen en:

  • Hiperactivo:  Son los pacientes más activos, tienen frecuentes cambios en su estado anímico y además, presentan alucinaciones.
  • Hipoactivos: En este tipo de delirium, los pacientes que casi no se mueven y están en un estado de somnolencia permanente en la que tienen poca conciencia de su ubicación espacio-temporal.
  • Mixtos: El paciente puede cambiar su estado en cuestión de horas, por lo que desarrolla los dos tipos de delirium.

    [/nextpage][nextpage] 

Síntomas del síndrome confusional agudo

Qué es el delirium, la dolencia que afecta a los mayores

Este síndrome tiene un inicio repentino, pero de corta duración, ya que puede durar desde unas horas hasta unos días. Muchas personas presentan dificultad para hablar o habla de manera incoherente. Así mismo, por lo general experimentan cambios de personalidad y del estado anímico; llegando a mostrar conductas de ansiedad, irritabilidad, euforia e ira, o, por el contrario, pueden presentar apatía, depresión, ansiedad y miedo.

Este paciente pierde fácilmente la concentración y esta disminuye a lo largo del día; también es frecuente observar que invierte sus patrones de sueño, por lo que pasa gran parte del día durmiendo y la noche en vigilia; esto hace que llegue a presentar desorientación en tiempo y espacio y pérdida de la noción del tiempo. 

Se ha observado como con el tiempo, el paciente presenta pérdida de la memoria a largo y corto plazo; y además, comienzan a tener alucinaciones visuales. En algunos casos, también se pueden presentar fiebre, escalofríos y ciertos dolores corporales. 

Este artículo te puede interesar: 10 Señales que te avisan que has caído en una depresión

    [/nextpage][nextpage] 

Delirium y demencia 

síndrome confusional agudo

El diagnóstico correcto es de suma importancia para administrar el tratamiento; sin embargo, el diagnóstico es algo complejo, ya que el paciente con delirium puede presentar unos síntomas muy parecidos a los de la demencia. 

Por otra parte, la demencia es una enfermedad progresiva debido a la pérdida de neuronas; y esto se debe generalmente al padecimiento de alguna enfermedad, como por ejemplo, el Alzheimer.

    [/nextpage][nextpage] 

Diferencias en la sintomatología del delirium y la demencia

Qué es el delirium, la dolencia que afecta a los mayores

Estas enfermedades, a pesar de presentar síntomas muy parecidos, tienen algunas diferencias entre sí que son muy difíciles de apreciar a simple vista; y es por esta razón que es necesario ser muy observador y detallista. Las principales diferencias son: 

  • Tiempo de aparición de los síntomas: La demencia cursa con síntomas leves que van empeorando con el pasar de los años, mientras que el delirium, inicia de una forma más súbita en muy corto tiempo.
  • Pérdida de la atención: Las personas con delirium, pierden la atención y la concentración al inicio de la enfermedad. Los pacientes con demencia en el inicio de la enfermedad mantienen la concentración intacta.
  • Fluctuación de los síntomas: Las personas con demencia pueden tener días buenos y malos; sin embargo, sus habilidades memorísticas y de pensamiento son estables. Los pacientes que padecen de delirium, presentan síntomas que pueden cambiar a lo largo del día y en cuestión de horas. 

    [/nextpage][nextpage] 

Causas de la aparición del síndrome confusional agudo

Qué es el delirium, la dolencia que afecta a los mayores

Determinar las causas del delirio puede ser en algunos casos imposible; y esto se debe a que puede tener una causa única, pero también puede ser producto de varios factores que degeneraron en la enfermedad. 

Esta enfermedad puede ser causada por el consumo de ciertos medicamentos o drogas ilícitas o el alcoholismo. No obstante, también se han reportado casos en los que la enfermedad aparece luego de un infarto, un accidente cerebrovascular, un accidente de tránsito o una caída, así como posterior a cirugías o procedimientos médicos que requieren el uso de anestesia.

    [/nextpage][nextpage] 

Factores de riesgos

salud

Son propensos a padecer esta enfermedad el 50% de pacientes adultos mayores que son internados en unidades de terapia intensiva o que hayan sido objeto de intervenciones quirúrgicas; sin embargo, también ocurre en pacientes que se hospitalizaron por tratamientos médicos.

Las personas que sufren de parkinson, accidentes cerebrovasculares, demencia, problemas de audición o de la vista son candidatos ideales para padecer delirium.

    [/nextpage][nextpage] 

Diagnóstico del delirium 

salud

Para lograr un diagnóstico, el médico se apoyará en la evaluación médica, la historia clínica del paciente y en identificar si el paciente está dentro de los factores de riesgo; además, valorará los resultados de los exámenes de laboratorio.

El diagnóstico es posible al evaluar el estado mental del paciente mediante una conversación, a través de pruebas para medir su concentración y la falta de atención. También es necesaria una entrevista con los familiares directos, para conocer detalles sobre la vida y hábitos del paciente.

Este artículo te puede interesar: 10 Cosas que puedes hacer para borrar la ansiedad

    [/nextpage][nextpage] 

Tratamiento para el delirium

salud

El tratamiento inicial consiste en eliminar las causas que detonaron los síntomas; en casos de que sea debido a medicamentos, estos se deben suspender inmediatamente y realizar una evaluación exhaustiva para tratar otras dolencias que presente el paciente, alguna infección o desequilibrio metabólico.

Una vez solucionado el factor que estimula la aparición de síntomas, se debe aportar un respaldo al paciente en el cual se debe mejorar el ambiente y cuidar de todos sus requerimientos para evitar recaídas.

    [/nextpage][nextpage] 

Afrontar la situación del paciente

salud

Los familiares o cuidadores de personas mayores que han presentado eventos de delirium, deben tener en cuenta una serie de cuidados y técnicas que deben aplicar a su familiar o paciente para evitar recaídas. Y es primordial, implementar una serie de actividades diarias que debe ejecutar con el paciente.

El cuidador debe garantizar un entorno tranquilo e implementar estrategias para que el paciente duerma de forma ininterrumpida toda la noche. Además de ayudar a tener un mejor descanso, el cuidador debe programar actividades para evitar que duerma mucho durante el día, hacer un cronograma y fomentar hábitos de rutina, como hora de almorzar, de bañarse y de dormir. 

 [/nextpage]