domingo, octubre 2, 2022

Trucos para gestionar el tiempo laboral de manera eficiente

Gestionar el tiempo laboral es una de las tareas más difíciles de llevar a cabo, y es por eso que, aunque comiences la semana con la mejor actitud y ganas de sacar adelante el trabajo, termines cada viernes con trabajo acumulado y el tiempo jugando en tu contra para terminar con todos los asuntos de trabajo pendientes.

Bien sea que se trate de un trabajo de tipo presencial o de un teletrabajo, gestionar tu tiempo es indispensable si deseas incrementar la productividad de manera eficiente y terminar la semana tranquilo, relajado y con tiempo disponible de sobra. Si quieres saber cómo aprender a gestionar y cumplir tus metas laborales, quédate a conocer estos trucos.

Gestión del tiempo laboral 

Gestionar el tiempo laboral es una de las tareas más difíciles de llevar a cabo, y es por eso que, aunque comiences la semana con la mejor actitud y ganas de sacar adelante el trabajo, termines cada viernes con trabajo acumulado y el tiempo jugando en tu contra para terminar con todos los asuntos de trabajo pendientes. Bien sea que se trate de un trabajo de tipo presencial o de un teletrabajo, gestionar tu tiempo es indispensable si deseas incrementar la productividad de manera eficiente y terminar la semana tranquilo, relajado y con tiempo disponible de sobra. Si quieres saber cómo aprender a gestionar y cumplir tus metas laborales, quédate a conocer estos trucos. Gestión del tiempo laboral Las empresas buscan generar procesos organizativos que faciliten a los empleados aumentar su eficiencia y productividad, ya que esto trae como consecuencia a la empresa reducción de costes y mayor rentabilidad. Sin embargo, organizar procesos, no solo trae beneficios a la empresa en sí, sino también a los trabajadores. Cuando te organizas, terminas tus asignaciones en los lapsos de tiempo previsto, y esto trae beneficios con respecto a salud física y mental, disminuyendo de hecho los niveles de estrés. Si eres desorganizado, identifica algunas de las consecuencias de ello y descubre los trucos que te harán ser más óptimo a nivel laboral. Consecuencias de gestionar mal el tiempo laboral Así como realizar los procesos en los tiempos indicados puede representar ganancias importantes para la empresa y el trabajador, el no hacerlo, también trae sus consecuencias. Por esta razón, conoce esas señales que indican que no estás optimizando tu tiempo laboral y descubre los trucos que te permitirán hacerlo. Proyectos inacabados. Sientes deteriorada la productividad y las cosas te llevan cada vez mayor tiempo. Eres incapaz de cumplir con lapsos de entregas de tareas. Te sientes insatisfecho la mayor parte del tiempo. Tienes conflictos con compañeros de trabajo El número de horas extras que dedicas a cumplir los trabajos pendientes es cada vez mayor. Si te sentiste identificado con las señales que se han mencionado, quédate a descubrir entonces lo que debes hacer para remediarlo. Recurre a una agenda, una de las claves para rendir más y aprender a gestionar Agendar las tareas es sumamente sencillo en los tiempos modernos y esta es una clave importante cuando buscas gestionar el tiempo laboral. Puedes hacerlo como gustes, en una agenda física o en una digital, pero lo importante es que reflejes las tareas pendientes y planifiques los plazos para su ejecución. Es posible que te parezca innecesario agendarlo de manera escrita, ya que para algo te acuerdas de lo que debes hacer ¿Cierto? Sin embargo, se ha demostrado que plasmar en físico o digital las tareas y plazos, te ayuda a comprometerte mejor con su cumplimiento. Organiza tu tiempo en bloques Conocer cada una de tus responsabilidades, te permitirá dilucidar cuál de ellas es más compleja, en cuál de ellas se te va más tiempo, etc. Entonces, conociendo esto, divide el tiempo en bloques y por ejemplo, organiza las primeras horas de la mañana para aquellas tareas revestidas de dificultad o prioridad. Luego de salir de lo que se te hace más complicado, ir por lo más sencillo, será lo que menor cantidad de tiempo te reste, por lo que para ti será fácil llevarlo a cabo. Si comienzas por lo fácil y terminas con lo más complejo, terminarás agotado y será posible que termines con trabajo acumulado para el día siguiente. Fijarse metas diarias para gestionar el tiempo laboral Trazar metas diarias es de gran importancia, especialmente si ya vas formando tu agenda y dividiendo tu tiempo por bloques. Con metas claras y realistas, verás como vas logrando día tras día lo que te has propuesto. Si bien, las metas ambiciosas son importantes, no olvides ser también realista, así evitarás decepcionarte al final del día si alguna pequeña responsabilidad quedó pospuesta. Con metas alcanzables, te mantendrás estimulado y motivado, así que trázalas de manera objetiva. Sé realista y ten en cuenta los imprevistos Trazarse metas es importante, pero tener en estas un espacio para los imprevistos también lo es. Puedes haber organizado tu tiempo, pero si en medio de la jornada laboral, debes ir a una reunión de último minuto, debes saber cómo reorganizar todo. Es necesario dejar márgenes abiertos para resolver cualquier eventualidad sin que esto represente para ti algo estresante. Esto aplica tanto en trabajos presenciales como en el teletrabajo, en el cual también pueden surgir imprevistos. Un buen espacio de trabajo para organizar el tiempo laboral Bien sea que trabajes en casa o en una oficina, tener un espacio cómodo, bien iluminado, con correcta ventilación y libre de agentes distractores, te permitirá optimizar el tiempo laboral en gran medida. Quizás el ambiente de trabajo no siempre te permite estar rodeado de las más óptimas condiciones, pero mantener todo en orden, ayudará a mantener tu concentración al máximo. Haz lo posible por desarrollarte en un ambiente tranquilo y a tu gusto en el cual puedas estar cómodo y enfocado. Enfócate en una tarea Evita hacer varias tareas al mismo tiempo, pues esto te llevará a terminar disperso y con una gran cantidad de tiempo desperdiciado. Se ha demostrado que cuando estamos centrados en una sola tarea, el uso del tiempo es más óptimo. Pensar que haciendo de todo un poco vas a rendir más, es un error muy común. La realidad es que hacer todo en su momento y con los adecuados niveles de atención contribuye a terminar más rápido y eficientemente el trabajo asignado. Si tienes varias cosas pendientes, aprende a delegar antes que a llevar varias cosas al mismo tiempo. Identifica a los ladrones de tiempo laboral Identificar los ladrones de tiempo es sumamente necesario para que puedas optimizar tu tiempo laboral y cumplir con las asignaciones de manera oportuna. Las interrupciones, atender el teléfono, el correo o atender visitas, son cosas que debes organizar para que no afecten tu desempeño laboral. Interrupciones: Así se trate de unos pocos minutos, cada vez que eres interrumpido, tardas en volver a centrarte en lo que estás haciendo y aumenta el riesgo de cometer un error. Atender el teléfono: El teléfono es una de las mayores distracciones y ladronas de tiempo. Si estás concentrado en un trabajo importante, deja que la persona que llama deje un mensaje en el buzón. Lo mejor es colocar el celular en modo silencioso y así evitarás la tentación de tomarlo. Visitas: Las visitas en horario de trabajo son una desconsideración por parte de tu círculo cercano, y a no ser que se trate de temas urgentes, no deberías aceptar visitas que no estén planificadas. Organiza tiempos de descanso entre jornada Cumplir con las asignaciones es importante; no obstante, organizar pequeños descansos también lo es. Para rendir al máximo, no es necesario que trabajes sin parar, sino optimizar el momento en que lo haces. Organiza varios descansos a lo largo del día, aprovecha para revisar el teléfono, conversar con compañeros y desconéctate por unos minutos haciendo actividades agradables. Varios pequeños descansos a lo largo de la jornada de trabajo te permitirán mantenerte de mejor ánimo, con mejor actitud y con la mente descansada para regresar y culminar tus asignaciones sin alterar tu tiempo laboral. Levantarte de tu puesto, estirar las piernas y brazos y hacer alguna rutina de estiramiento, disminuirá las posibilidades de sufrir estrés o lesiones físicas por permanecer largo tiempo en una tarea.

Las empresas buscan generar procesos organizativos que faciliten a los empleados aumentar su eficiencia y productividad, ya que esto trae como consecuencia a la empresa reducción de costes y mayor rentabilidad. Sin embargo, organizar procesos, no solo trae beneficios a la empresa en sí, sino también a los trabajadores. 

Cuando te organizas, terminas tus asignaciones en los lapsos de tiempo previsto, y esto trae beneficios con respecto a salud física y mental, disminuyendo de hecho los niveles de estrés. Si eres desorganizado, identifica algunas de las consecuencias de ello y descubre los trucos que te harán ser más óptimo a nivel laboral.

   

Artículos similares