sábado, febrero 10, 2024

Insomnio y verano: cómo conciliar el sueño en noches calurosas

El insomnio es un problema común. Muchas veces, este trastorno se asocia con el estrés, la ansiedad y la depresión. Sin embargo, otra causa que con frecuencia se subestima es la presencia de calor. Los días calurosos son una de las razones principales por las que la gente no logra conciliar el sueño. Y el problema se complica todavía más si el dormitorio no está bien aislado, así como observar buenas prácticas para un reposo adecuado.

Si el calor es una causa cotidiana de insomnio, hay algunas opciones que vale la pena considerar. Estas recomendaciones pueden ayudar a conciliar el sueño en días calurosos, además de mantener un ambiente fresco en el dormitorio.

Mantén el dormitorio a una temperatura adecuada

Mantén el dormitorio a una temperatura adecuada

Es importante mantener una temperatura fresca en el dormitorio para conciliar el sueño sin interrupciones. Si el aire es demasiado cálido, hay que encontrar una solución para refrescar el ambiente. Muchas personas optan por instalar un sistema de aire acondicionado para controlar la temperatura de sus habitaciones. Para prevenir los problemas de salud relacionados con el aire acondicionado, se recomienda limpiar el filtro regularmente.

En áreas con un clima más fresco, o si uno ya tiene un sistema de aire acondicionado, comprar un ventilador puede ser una buena opción. La circulación del aire evitará que el calor se acumule en el dormitorio y, dependiendo de la ubicación del mismo, se pueden instalar ventanas para regular la temperatura.

Otra forma rápida de refrescar el aire y regular la temperatura es abrir las ventanas o puertas para dejar entrar aire fresco durante la noche. Esta recomendación aporta varios beneficios: además de refrescar el ambiente, oxigena la habitación y reduce los niveles de luz. La temperatura ideal para el reposo es de 17°C a 19°C.

Usa el calor para relajar tu cuerpo

El calor seco se asocia frecuentemente con el agobio y el exceso de temperatura. Pero ese mismo calor puede tener un efecto relajante y rejuvenecedor en el cuerpo, con la ventaja de no generar ansiedad. Los baños calientes antes de acostarse son una forma beneficiosa de usar el calor para un buen descanso, porque ayudan a relajar los músculos y permiten una mejor respiración.

Algunas técnicas como la yoga y el tai-chi también son útiles para relajar el cuerpo. Estas prácticas se usan para aumentar la sensibilidad y conciencia corporal, lo cual contribuye a la relajación. Por eso se recomienda practicar estas técnicas, especialmente en la noche. Además del beneficio antiestrés, de esta forma se puede conciliar el sueño sin problemas.

No hagas la comida pesada la noche

No hagas la comida pesada la noche

La cantidad de alimentos que se ingieren durante la noche también influye en la cantidad de sueño que se llega a tener. El exceso de comida se debe evitar las noches calurosas, porque después de comer exceso, el organismo entra en un proceso de digestión que genera calor. Esto dificulta que se duerma bien.

De la misma forma, los alimentos grasos son pesados en el estómago, por lo tanto, para conciliar el sueño se recomienda consumir comida ligera con baja cantidad de carbohidratos, como los pescados gracias a sus propiedades tranquilizantes.

También vale la pena evitar los alimentos picantes, especias y algunos refrescos con cafeína, ya que pueden estimular el cuerpo e impedir el sueño.

Bebe agua fría, fundamental para el insomnio

El exceso de calor y sudoración provocan deshidratación durante los días calurosos. Beber agua con frecuencia es indispensable para mantener un buen nivel de hidratación en el organismo. Además, beber agua fría, especialmente unas horas antes de acostarse, ayuda a refrescar el cuerpo. El calor corporal se ablanda con agua fría, lo cual ayuda a conciliar el sueño de manera reparadora.

Asegúrate de que el cuarto esté a oscuras

Asegúrate de que el cuarto esté a oscuras

Durante los días de calor, el sol calienta la habitación y su luz estimula el organismo durante la mañana. Algunas personas prefieren abrir las ventanas y dejar que entre la luz natural, como una señal para comenzar el día.

Al igual que en los días fríos, para conciliar el sueño en una noche calurosa es necesario que el cuarto esté a oscuro. Especialmente cuando los días son cortos, oscurecer el cuarto impide que el organismo se confunda con la luz solar, manteniendo el ciclo normal de sueño-vigilia, por lo tanto se logra conciliar el sueño más rápido.

Usa algunos trucos para relajar tu cuerpo

Es posible que, aunque uno sepa aplicar todos los consejos para lograr conciliar el sueño, algunas personas todavía necesiten algo más para relajar su cuerpo, algo que a la vez calcine el calor. Existen algunos trucos que ayudan relajar el cuerpo y devolver la calma al organismo.

Por ejemplo, simplemente mover el aire con el ventilador de mano para enfriar la habitación o refrescar el sudor. Esta es una técnica de bajo costo que ayuda a relajar el cuerpo, como si estuviera al aire libre.

Otra recomendación útil es escuchar sonidos naturales como el ruido del mar o una cascada. Estos sonidos relajantes ayudan a conciliar el sueño sin problemas. Además, los sonidos ambientales como el cantar de los pájaros también logran que el cuerpo se relaje y logre conciliar el sueño durante el día.

Beneficios por descansar bien en noches cálidas

Beneficios por descansar bien en noches cálidas

Aunque parezca complicado, descansar bien en las noches cálidas brinda numerosos beneficios a la salud. Aunque uno pueda estar exhausto durante los días calurosos, conciliar el sueño de manera adecuada, por un periodo prolongado es de suma importancia. Esto significa al menos 7 horas de descanso reparador para el cuerpo, sin interrupciones.

De esta manera, descansar bien en una noche cálida significa reducir el riesgo de sufrir estrés, cansancio y trastornos del sueño relacionados con el calor. Esto se traduce también en una mejoría en los niveles de energía durante el día, además de una vida saludable.

Investiga las plantas naturales que ayudan a conciliar el sueño

Investiga las plantas naturales que ayudan a conciliar el sueño

Las plantas medicinales son una de las principales alternativas para conciliar el sueño en una noche calurosa. Estas ayudan a relajar el cuerpo y tienen ingredientes naturales de los cuales uno puede beneficiarse. Entre las plantas más populares que ayudan a conciliar el sueño están la melisa, la manzanilla, la valeriana y la hierbabuena.

Todas estas plantas contienen propiedades calmantes, relajantes y sedantes. Estas pueden ayudar a relajar el cuerpo y a optimizar el descanso. Las hierbas se consumen en la forma de té, pero también están disponibles en aceites esenciales, por lo que pueden ser usadas como aromaterapia para conciliar el sueño.

Diego Disese
Diego Disese
Apasionado por la gráfica y la comunicación. Trato de explorar el por qué, el para qué, el dónde, el quién y el cómo de los hechos, ya que es un compromiso con la verdad. Y la verdad lo es todo.

Artículos similares