viernes, febrero 23, 2024

Presión arterial alta en niños: causas, síntomas y tratamiento

La presión arterial alta es un trastorno común en adultos, pero muchos se preguntan si también puede afectar a los niños. La presión arterial alta (hipertensión) en los niños puede ser un problema preocupante para los padres.

Se trata de una enfermedad silenciosa que puede afectar al crecimiento y desarrollo saludable de los menores. Los investigadores están descubriendo más sobre el tema, por lo que es importante conocer las causas, los síntomas y los tratamientos disponibles.

¿Cuáles son las causas de la presión arterial alta?

¿Cuáles son las causas de la presión arterial alta?

Una de las principales causas de la presión arterial alta en los niños es la obesidad. Si un niño se considera obeso o con sobrepeso, su presión arterial aumenta. La nutrición, el estilo de vida y la actividad física también son factores relevantes que pueden contribuir a un aumento en la presión arterial.

Por ejemplo, el exceso de sal puede aumentar la presión arterial y restringir la ingesta de sal puede ayudar a reducirlo. La exposición a factores de riesgo social y ambiental como el humo del tabaco también pueden afectar la presión arterial de los niños.

Hay algunos tipos de condiciones médicas que pueden causar una presión arterial alta en los niños, como el síndrome de Cushing, el síndrome de Conn y el hiperaldosteronismo. Otra causa potencial es el riñón renal, que puede conducir a una afección llamada hipertensión secundaria. Esta afección se puede tratar correctamente cortando el daño del riñón con tratamiento. Los medicamentos para el asma y algunos medicamentos para aliviar el dolor también pueden contribuir a la presión arterial alta en los niños.

¿Cuáles son los síntomas de la presión arterial alta?

Los niños afectados por la presión arterial alta pueden no tener ningún síntoma a simple vista. Por ello, es importante que los padres hagan un seguimiento periódico de la presión arterial de sus hijos, especialmente en edades preescolares. Si la presión arterial sigue siendo alta durante un tiempo prolongado, pueden presentarse los siguientes síntomas:

  • Dolor de cabeza
  • Malestar abdominal
  • Mareos y náuseas
  • Vómitos
  • Fatiga y somnolencia
  • Visión borrosa

Además, el niño puede sentirse irritable o con falta de energía. Los síntomas a menudo son difíciles de detectar y, por lo tanto, pueden pasar inadvertidos. Por esta razón, los padres deben realizar visitas regulares al médico para medir la presión arterial de sus hijos.

¿Cuál es el tratamiento para la presión arterial alta?

¿Cuál es el tratamiento para la presión arterial alta?

Si se detecta precozmente la presión arterial alta, hay varias formas de tratarla. El primer paso recomendado es hacer cambios en el estilo de vida. Esto incluye una alimentación equilibrada con una dieta saludable baja en sal, grasas y azúcares y una buena cantidad de ejercicio regular. Los niños también deben evitar el tabaquismo y el abuso del alcohol.

Además, existen medicamentos recetados para reducir la presión arterial alta. Estos medicamentos pretenden relajar los vasos sanguíneos, lo que facilita la circulación de la sangre alrededor del cuerpo. Estos medicamentos pueden incluir los diuréticos, los betabloqueantes, los antagonistas del calcio y los inhibidores de la ECA. Los medicamentos deben administrarse bajo estricta supervisión médica.

Los tratamientos para la presión arterial alta en niños también pueden incluir tratamientos alternativos como la acupuntura, la terapia con hierbas y la meditación. Estos tratamientos pueden usarse combinados con medicamentos recetados para aliviar los síntomas de la presión arterial alta.

¿Cómo pueden prevenirse las enfermedades cardiovasculares en los niños?

Uno de los mejores métodos para prevenir la presión arterial alta en los niños es adoptar un estilo de vida saludable. Esto incluye la ingesta de alimentos saludables bajos en grasas, azúcares y sodio y la práctica regular de ejercicio.

Encienda los mandatos que fomentan un estilo de vida saludable en casa para ayudar a los niños a desarrollar hábitos saludables. Se recomienda que los niños hagan al menos 60 minutos de actividad moderada a intensa todos los días.

Los padres también deben inculcar el hábito de verificar la presión arterial de sus hijos regularmente para detectar cambios potencialmente peligrosos que puedan sugerir presión arterial alta. Si se detecta precozmente, pueden implementarse métodos de estilo de vida saludables para disminuir los factores de riesgo de la presión arterial alta. Y si los cambios en el estilo de vida no logran regular la presión arterial, entonces pueden considerarse los tratamientos farmacológicos para controlarla.

¿Cómo los padres pueden apoyar a los niños con presión arterial alta?

¿Cómo los padres pueden apoyar a los niños con presión arterial alta?

Alentar a los niños a establecer hábitos saludables desde una edad temprana es un paso importante para ayudarlos a prevenir la hipertensión. Esto incluye llevar una dieta saludable baja en grasas, azúcares y sodio, así como la práctica regular de ejercicio. Estos cambios simples en el estilo de vida pueden ayudar a mejorar considerablemente la salud y el bienestar general de un niño.

Además, es relevante para los padres conocer los factores de riesgo que pueden contribuir a la presión arterial alta en los niños. Estos factores pueden incluir el tabaquismo, el abuso del alcohol y el estrés. Si el niño está expuesto a estos factores, es importante identificarlos y encontrar formas de reducir su impacto.

Finalmente, los padres tienen que tener la voluntad de hablar con sus hijos sobre el tema. Esto significa explicarles los riesgos de desarrollar hipertensión y cómo pueden reducir el riesgo de sufrir de la misma.

Esto también significa asegurarse de que los hijos entiendan los medicamentos y los tratamientos que están recibiendo para manejar la presión arterial alta. Al involucrar a los niños en el proceso de tratamiento, los padres ayudarán a mejorar la adherencia al tratamiento y mejorarán el bienestar general del niño.

En conclusión, la presión arterial alta en los niños puede ser una enfermedad perjudicial para la salud. Los padres tienen que estar conscientes de los factores de riesgo y estilos de vida saludables que pueden prevenir la aparición de enfermedades cardiovasculares en los niños.

Si los padres detectan precozmente esta afección, tienen que involucrar a sus hijos en el proceso de tratamiento y hablar con ellos acerca de los riesgos y beneficios relacionados con la presión arterial alta. Al hacer esto, los padres pueden ayudar a sus hijos a llevar una vida feliz, sana y satisfactoria.

Ana Carina Rodríguez
Ana Carina Rodríguez
Para mí, contar historias no es solo un trabajo; es una forma de conectar con la gente, compartiendo hechos e historias que realmente importan. Siempre con la verdad por delante, porque al final del día, eso es lo que nos mantiene informados y conectados.

Artículos similares